Tu navegador no soporta JavaScript!

Los errores financieros más comunes. ¡Estás a tiempo de prevenirlos!

Si estás en un momento donde lo único que crece sos vos y no tu plata, tal vez estés teniendo errores financieros. Tranqui, podés prevenirlos

¿Sentís que cometés muchos errores financieros? Tranqui, estamos acá para ayudarte. A continuación, te contamos cuáles son los más comunes y qué debés evitar para tener una buena salud económica.

Agarrá tu lapicera o tu aplicación de notas y ¡empecemos!

Errores financieros más comunes

Aprender de los errores es una de las filosofías más aceptadas para adquirir conocimiento. No obstante, hay errores que se pagan muy caros. Y ante esto, lo mejor es no cometerlos. En especial cuando se trata de errores que afectan nuestra salud financiera. 

No elaborar presupuestos

Uno de los errores financieros más comunes es administrar tu plata mentalmente ¡eso nunca va a funcionar! Tenemos que llevar el registro de los ingresos y gastos por escrito, en excel o en una app. Por eso siempre decimos que el primer paso para mejorar tus finanzas es elaborar un presupuesto financiero. Así vas a ser más consciente de cuánta plata ganás, cuánto gastás y qué cantidad disponés para otras cosas. Elemental, mi querido Watson.

Endeudarte más de lo debido

Generar deudas y no liquidarlas es una carga que con el tiempo se vuelve el principal obstáculo para avanzar. Lo que parece una inocente deuda al banco, amig@ o familiar, puede ser un enorme peso unos años después. Tanto así que puede que ya estés acostumbrado a pagar mes a mes una cantidad importante a tus tarjetas pero en su mayoría solo estás pagando intereses. ¡Enfocate en liquidar tus deudas y evitar las compras impulsivas!

No ahorrar

Genial si no tenés deudas, pero ¡qué mal si no ahorrás! Ahorrar es guardar una determinada cantidad de plata hoy para usarla en el futuro. Esta cantidad tiene que ser el resultado de una planificación de mediano y largo plazo, y no meramente “lo que sobra” a fin de mes. Empezá ahorrando pequeños porcentajes a principio de mes hasta que puedas generar el hábito de guardar el 10% de tus ingresos. Te explicamos el paso a paso en esta publicación.

No invertir

Ahorrar nos permite alcanzar objetivos a corto y mediano plazo, mientras que las inversiones muchas veces son utilizadas para alcanzar objetivos de largo plazo a costa de asumir mayores riesgos. Como siempre decimos, no necesitás ser el lobo de Wall Street para empezar a invertir. En la actualidad, existen varias opciones accesibles que pueden hacer crecer tu plata por poco que sea. ¿Sabías que podés empezar a invertir desde tu celular y en 3 simples pasos? Probá invertir a través de Ualá desde este link

No tener un fondo de emergencias

Los imprevistos nunca faltan: se te cayó el celular, tu auto no arranca o tu mascota necesita atención veterinaria. Como sea, siempre es indispensable contar con un fondo de emergencias para cubrir los gastos más inesperados y no renunciar a tus planes.

Tener gastos hormiga

¿Sos de las personas que compran golosinas, cafés, aguas embotelladas o gaseosas todos los días? Entonces estás teniendo gastos hormigas. ¡Es importante que combatas esa plaga!

No saber utilizar una tarjeta de crédito

Tener una tarjeta de crédito no es sólo “comprar ahora, pagar después”. También puede servirnos para automatizar el pago de nuestros servicios como luz, internet o agua. Asimismo, las apps de las tarjetas nos ofrecen funciones para controlar nuestras finanzas y realizar transacciones sin necesidad de efectivo o tener que ir a un banco.  

Es importante crear hábitos que mejoren tu salud financiera y te permitan contar con una economía sólida sin cometer demasiados errores financieros. Chusmeá nuestro blog y conocé más sobre temas financieros y de tecnología que harán tu vida más fácil. 

Categorías: Organizo mi plata