Tu navegador no soporta JavaScript!

Cómo usar la tarjeta de crédito: 5 tips para hacerlo de la mejor manera

Es indispensable conocer cómo usar la tarjeta de crédito. Te contamos 5 tips para que puedas manejarla perfectamente. Fácil, como siempre.

Saber cómo usar la tarjeta de crédito nos va a ahorrar muchos dolores de cabeza. Esta tarjeta no es buena ni mala, sino que depende del uso que se haga de ella. 

Muchas personas prefieren el efectivo porque dicen que gastan menos. Otras por miedo a que las estafen, a cometer algún error o a endeudarse sin control. El mayor problema de las tarjetas de crédito es que es muy fácil gastar sin darnos cuenta porque proporcionan una falsa idea de riqueza. Además, no aparecen reflejados los gastos que vamos haciendo hasta dentro de las 48 horas.

A pesar de ello, bien utilizadas, son un excelente medio de pago tanto en tiendas físicas como online. También podemos sacar plata de los cajeros automáticos y, sobre todo, nos permiten aplazar pagos.

A continuación, te presentamos varios tips para poder utilizarlas de la mejor manera.

1) Diferenciar entre pago total y pago mínimo

Tarde o temprano vamos a tener que pagar las compras y retiros de plata que realicemos con nuestra tarjeta. El detalle de todos los consumos generados por usar la tarjeta de crédito se especifican en el llamado resumen o extracto. Cuando lo recibamos, vamos a poder pagar el mínimo o cancelar la totalidad de nuestras deudas.

En el pago mínimo no pagamos todo lo que gastamos, sino una cantidad obligatoria requerida por la emisora de la tarjeta y fijada en función de todo lo que hayamos consumido. Si bien es una opción tentadora, tenemos que saber que desde el primer minuto estaremos pagando intereses. Básicamente porque si pagamos el mínimo, el resto se financia y nos cobran una tasa de interés, generalmente mucho más alta que las que se cobran por otros préstamos.

El pago total consiste en pagar todo aquello que hayamos gastado. En este caso, acumularemos todas las compras y cuotas hasta que, llegado un determinado día del mes, debamos pagar todo. Esta opción es recomendada porque no pagamos intereses. 

2) Comprender el resumen de la tarjeta de crédito

El resumen o extracto de la tarjeta se puede dividir en dos partes.

La primera parte es la cabecera, donde figuran los datos del cliente y la tarjeta. También vas a ver el saldo que tendrás que pagar, tanto en pesos como en dólares. Por último verás dos fechas, la de cierre y vencimiento. La fecha de cierre señala el día hasta el cual los consumos efectuados ingresarán en el resumen, mientras que la fecha de vencimiento indica hasta cuándo tenés tiempo de pagarla. 

La segunda parte del resumen es el texto. Allí figuran los detalles de los consumos, las fechas de compra, los nombres de los comercios, la cantidad de cuotas y los valores. Más abajo vas a ver la “letra chica”, que explica las distintas formas de financiación y las condiciones bajo las cuales se está usando esa tarjeta.

Nadie está libre de ningún error, ni siquiera las entidades financieras. Las facturas y tickets, además de garantía de la compra, pueden servirnos para comprobación de gastos. Tenemos que adquirir el hábito de revisar minuciosamente los importes que aparecen en nuestro resumen, de modo que no paguemos por algún cargo que no hayamos realizado. 

3) Controlar su uso

No debemos usar la tarjeta de crédito para compras impulsivas, que la mayoría de ocasiones resultan innecesarias, sino en consumos planificados. Las tarjetas de crédito no significan plata extra, sino un endeudamiento a futuro. Por eso, si el gasto no es necesario podemos planificar la compra para más adelante, para cuando tengamos ahorros o directamente no realizarlo.

En caso de robo, extravío o, simplemente, para no usarla, se puede desactivar desde el celular o llamando a un 0800. Esto puede darnos tranquilidad porque tendremos controladas las tarjetas. 

4) Evitar los cargos, comisiones o intereses

Quienes no saben cómo usar la tarjeta de crédito pueden tener gastos muy por encima de sus ingresos. Si en varios meses no podemos pagarla, lo mejor es dejar de usarlas y regularizar nuestra situación antes de que sea demasiado tarde. Pagar el pago mínimo durante varios meses seguidos puede ser una bola de nieve que se vuelve cada vez más grande. Si tenés deudas que no podés pagar, ¡no saques otra tarjeta para cubrirlas! No tapemos un agujero con otro.

Otro tema importante es no acumular tarjetas, ya que muchas veces pagamos una comisión por cada una. Conviene dar de baja las que no utilicemos porque, aun cuando no hagamos uso, están generando cargos y comisiones. Por último, evitemos usar la tarjeta para sacar efectivo, sobre todo si es en una entidad diferente a la que nos ha emitido la tarjeta, ya que pagaremos muchas comisiones e intereses. 

5) Cómo usar la tarjeta de crédito en el extranjero

Los tipos de pago que ofrecen las tarjetas para pagar en el extranjero suelen ser mejores que los que ofrecen por el cambio de monedas. Por eso, si viajas fuera del país o haces una compra online en el exterior, las tarjetas de crédito pueden ser tu aliada ideal. 

#UaláTip si estás en el extranjero puede ser útil pagar importes altos con la tarjeta de crédito y usar el efectivo para pequeños importes.

Categorías: Organizo mi plata