Tu navegador no soporta JavaScript!

Qué es el ahorro y cómo empezar a ahorrar rápidamente

Te contamos qué es el ahorro y por qué es importante. También sobre cómo empezar a ahorrar rápidamente.

Qué es el ahorro

El ahorro es la cantidad de plata proveniente de nuestro ingreso que guardamos hoy para usarla en el futuro. Esta cantidad tiene que ser el resultado de una planificación de mediano y largo plazo, en lugar de guardar “lo que sobra” a fin de mes. 

Si todavía no comenzaste a ahorrar, no te preocupes. ¡Nunca es tarde

Para qué sirve 

1) La primera razón es que nos protege ante imprevistos y/o emergencias. Esto puede ser la pérdida de empleo, la rotura de un artefacto del hogar, un tema de salud personal, etc. A este tipo de ahorro se lo llama fondo de emergencia y nos va a permitir hacerle frente a cada contingencia. 

Con este fondo, podremos evitar desestabilizar nuestra economía o tener que endeudarnos para resolverlo. Se recomienda que su valor te permita cubrir, entre 3 a 6 meses, tus gastos totales. 

2) La segunda razón es que nos permite lograr metas. Tanto personales, de pareja o familiares. Estos objetivos pueden ser una mudanza, realizar un viaje, comprar un instrumento de trabajo, etc.

Cómo empezar a ahorrar

Las formas van a ser diferentes en cada persona y también van cambiando con la edad. Lo importante es encontrar el método que más nos ayude.

Existen muchos métodos para ahorrar sin morir en el intento. Te dejamos algunos:

 1) Tener hábito y disciplina:

Es importante que tomemos la costumbre de ahorrar todos los meses. Lo más aconsejable es que separemos, mes a mes, un porcentaje de nuestros ingresos. Tratá de empezar de a poco, ¡y vas a ver cómo te acostumbras!

Lo mejor es considerar el ahorro como un rubro más de nuestro presupuesto personal o familiar. Aunque la cantidad no sea mucha, mes a mes debemos ahorrar un poco. Si bien no existe una regla escrita de cuánto debemos separar, la práctica recomendable es un 10% de forma mensual.

2) Reducir gastos:

Vamos a obtener mucha plata si empezamos a reducir los gastos innecesarios. ¡Es importante que detectemos los gastos hormiga y combatamos esa plaga!

3) Aprovechar descuentos:

Si elegimos bien cuándo comprar, ¡vamos gastar muchísima menos plata que la notaremos a fin de mes! Podés ir al supermercado cuando haya descuentos con tu tarjeta, comprar productos en liquidación o buscar promociones antes de comprar.

4) Utilizar también los ingresos adicionales:

Si recibiste ingresos como aguinaldo, bonos o comisiones, es importante separar algo de plata. Si tenés ingresos que varían mes a mes, podés guardar en los períodos de mayor ingreso para ahorrar menos en los periodos de menor ingreso. Como solemos decir en Argentina, ahorrar en las épocas de vacas gordas para cubrirnos en las de vacas flacas.

Opciones de ahorro

 Ahorro informal:

Este tipo de ahorro es cuando dejás tu plata debajo del colchón, en una alcancía o dándoselo a otra persona. Esta es la forma menos conveniente para ahorrar, porque lo podés gastar fácilmente, te lo pueden robar e incluso pierde contra la inflación.

 Ahorro formal:

La segunda alternativa consiste en resguardar la plata en el sistema financiero. Lo positivo de esta opción es que no existe el riesgo de perderlos o que nos lo roben, ya que estará resguardado.

Ahorrar como paso previo a la inversión

Ya dijimos que ahorrar es separar una determinada cantidad de plata para usarla en el futuro, en lugar de gastarla o consumirla hoy. Por otro lado, invertir es destinar plata (por ejemplo, los ahorros) a instrumentos que puedan generar alguna ganancia o rendimiento a cambio de asumir un riesgo. A esta ganancia la llamamos interés.

Ahorrar nos permite alcanzar objetivos a corto y mediano plazo, mientras que las inversiones muchas veces son utilizadas para alcanzar objetivos de largo plazo a costa de asumir mayores riesgos.

Categorías: Ahorro e Invierto