¿Cómo planificar tus gastos?

Una planilla de cálculo como Excel, una app para control de gastos o simplemente un cuaderno y un lápiz pueden ser tus aliados para registrar tus gastos mensuales.

Entendé cómo planificar tus gastos para incorporar un comportamiento de ahorro

Como muchas cosas de la vida, ahorrar y planificar tus gastos son tareas que podés aprender. Es una cuestión de costumbre. Una planilla de cálculo como Excel, una app para control de gastos o simplemente un cuaderno y un lápiz pueden ser tus aliados para registrar tus gastos mensuales. Esos números que verás plasmados te devolverán una foto de tu estilo de vida actual. ¿Dónde estás destinando la plata que ganás? ¿Qué porcentaje le das a cada ítem? ¿A qué le estás destinando tu esfuerzo?

Gastos fijos, gastos variables y patrimonio

Para empezar a planificar tus gastos y activar el modo ahorro es importante que distingas la diferencia entre gastos fijos y variables. Los gastos fijos son aquellos que sabés que van a suceder, los tenés que pagar todos los meses y no podés hacer grandes cambios: puede ser una cuota, el alquiler, una hipoteca, los gastos de transporte, la comida, los servicios y los impuestos. Por otro lado,  los gastos variables son los que pueden ir cambiando según la etapa del año: vestimenta, libros, regalos y salidas.

Saber cuáles son los gastos fijos y cuáles los variables te va a permitir planificar tus gastos de forma inteligente. De la plata que te ingresa sabés que sí o sí tenés que pagar los gastos fijos. En cambio, los gastos variables pueden modificarse y es ahí donde podés hacer cambios o ajustes.

La clave está en controlar los gastos variables

Ser selectivo en los gastos variables es fundamental para palnificar tus gastos y empezar a ahorrar. El secreto está en los detalles y si hacés un registro diario de esos gastos vas a poder darte cuenta por dónde se va la plata. El tan tentador quiosco de la esquina o el cafecito para llevar que está tan de moda suelen ser ese tipo de gastos que uno no registra porque son mínimos. Si te tomás el trabajo de anotar cuánto gastás y lo sumás vas a ver que suelen  tener un impacto fuerte en tus gastos. Te va a sorprender el porcentaje que le estás destinando casi sin darte cuenta.

Ahorrar te da libertad

En los primeros años de trabajo los gastos de alquiler y de la casa tienen un mayor impacto sobre nuestro sueldo. Cuanto antes incorpores el ahorro a tu modo de vida, mejores resultados vas a ver a futuro. Si bien es difícil, ahorrar es la manera de asegurarte libertad de elegir. Recortar gastos tiene muchas veces cierto sabor amargo, pero como contrapartida, cuando lo experimentás y lo convertís en un hábito, te devuelve la satisfacción de decidir qué hacer con esa plata.

¡Si todavía no empezaste a planificar tus gastos y ahorrar, hoy es un buen momento! Activá tu modo ahorro.