Tu navegador no soporta JavaScript!

¡Hoy celebramos el Día Mundial del Ahorro!

El Día Mundial del Ahorro se celebra el 31 de octubre desde hace casi 100 años. Celebrémoslo conociendo toda su importancia en nuestra vida.
Ahorro
6 mins de lectura

Día Mundial del Ahorro, ¿por qué se celebra?

Aunque hoy nos parezca llamativo, hasta la década de 1920 la gran mayoría de las personas no tenían el hábito de guardar su plata en una cuenta o en una entidad financiera, era algo muy inusual por entonces, la plata se solía guardar en el hogar o esconder en algún lado.

El Día Mundial del Ahorro nació como consecuencia de esta situación, ya que el 31 de octubre de 1924 se llevó a cabo el Primer Congreso del Ahorro, un encuentro que tuvo lugar en la ciudad italiana de Milán, con el objetivo de impulsar el uso de las cuentas bancarias y las libretas de ahorro y fomentar el ahorro como una forma para alcanzar un mejor nivel de vida.

A la convocatoria asistieron más de 300 representantes de 27 países quienes debatieron y trataron las leyes que regularían las cajas de ahorro. 

En este Congreso nació además el Instituto Mundial de Cajas de Ahorro y en su sesión de clausura, el 31 de octubre, fue el profesor italiano Filippo Ravizza quien declaró a esa fecha como el Día Mundial del Ahorro. Ravizza además fue el primer director del Instituto y permaneció en el cargo hasta 1948.

Desde las primeras celebraciones se busca difundir la importancia de ahorrar a través de la distribución de información al respecto mediante artículos en medios de prensa, carteles, conferencias, películas, publicidades y concursos, entre otras actividades. El mensaje final es incentivar el ahorro y concienciar a la gente sobre la importancia de no malgastar la plata.

¿Por qué es importante ahorrar?

El ahorro es muy importante en nuestra vida, mucho más de lo que solemos creerlo. No se trata de juntar plata por juntar, sino que es todo lo contrario. El ahorro es la herramienta que nos puede permitir hacer realidad muchos de nuestros planes futuros, cubrir nuestras necesidades, darnos tranquilidad y ¡mucho más!

Todos tenemos múltiples deseos a lo largo de nuestra vida. Algunos pueden ser llegar a tener nuestra casa, un automóvil o comprar equipamiento para nuestro trabajo o profesión. También puede ser realizar unas vacaciones en un lugar soñado, adquirir un instrumento musical, celebrar una fiesta, por citar algunos. 

Pero resulta que muchos de estos no pueden ser adquiridos con el trabajo de un mes, sino que necesitamos del salario de muchos meses. Acá es donde el ahorro se transforma en una pieza importante de nuestra vida, porque contar con plata ahorrada nos permitirá poder llegar de un modo más fácil a estos objetivos o deseos.

Otra función del ahorro es que nos protege ante imprevistos o emergencias. Ahorrar plata durante todo el tiempo posible, nos permitirá afrontar las emergencias o imprevistos sin necesidad de tener que salir a pedir plata prestada en forma urgente y quedar con el problema que significa tener una deuda con otra persona o entidad financiera.

Por eso es importante ahorrar y formar un fondo de emergencia, para estar preparado y resolver temas tan importantes como los siguientes:

  • Educación de los hijos.
  • Jubilación
  • Gastos médicos e imprevistos
  • Tener plata en caso de pérdida o cambio del empleo
  • Mejorar tu historial crediticio
  • Invertir en nuestra educación o profesión
  • Poder emprender un negocio

En definitiva nos permite financiar y poder acceder a muchas metas y afrontar las situaciones especiales de una manera mucho más sencilla.

Por eso desde Ualá nos sumamos a la celebración del Día Mundial del Ahorro, porque entendemos que es imprescindible hacer llegar a todo el mundo toda la información y educación disponible sobre las herramientas financieras para solventar la estructura sobre la que se apoya la economía de todos nosotros y en todo el planeta.

Tips para ahorrar 

Ya sabemos lo importante que puede ser ahorrar plata para las situaciones que nos tocará atravesar a lo largo de la vida. Ahora conozcamos algunos tips que nos ayudarán a ahorrar:

1) Definir las metas:

Un punto importante para que tenga sentido ahorrar es preguntarnos para qué ahorraríamos y con qué objetivo. Si es para financiar estudios, adquirir una casa o hacer un viaje. De esa forma, iremos definiendo de un modo más fácil las cantidades que necesitamos ahorrar.  No anotemos 500 metas, fijemos 4 o 5 que consideremos muy importantes y vayamos por ellas. Una buena forma para fijar metas financieras es la técnica SMART.

2) Tener claro los tiempos:

Cuando comencemos a definir metas notaremos que hay algunas que queremos o necesitamos alcanzar antes que otras, y que algunas necesitarán de más ahorro que otras. Esto es muy importante: tener bien en claro cuáles serán las metas de corto, mediano y largo plazo, para ir ahorrando con el tiempo suficiente para cada una. 

3) Ahorrar sin excusas:

El día que recibimos los ingresos tenemos que separar una determinada parte para ahorrar. Esta parte de la plata que ahorraremos y que estará destinada a cumplir objetivos futuros o cuidarnos ante imprevistos no podemos tocarla baja ningún motivo, sin inventarnos excusas ni autoengaños. Sea la proporción que sea que ahorremos de nuestros ingresos la clave está en que nunca dejemos de ahorrar y que nunca toquemos esos ahorros excepto para cumplir los objetivos planteados cuando logremos alcanzarlos. La clave en este punto es guardar la plata del ahorro el primer día que nos ingresa, porque si esperamos a ver qué sobra, en general casi nunca sobrará plata para ahorrar.

4) Ordenar y mejorar las cuentas personales y familiares:

Es muy importante revisar y anotar todo gasto y todo ingreso que tengamos de plata. Por más superfluo que nos parezca debemos anotar todo, hasta el último centavo de plata movilizada. Al principio cuesta realizar esta labor, pero una vez que se nos haga costumbre, lo haremos con gran motivación. Con este método vamos a descubrir por dónde se nos va la plata, a veces en gastos innecesarios, y esto nos permitirá aumentar nuestra capacidad de ahorro sin gran dificultad. Es importante detectar los gastos hormigas.

5) Eliminar los gastos nocivos:

Tenemos que buscar dónde gastamos la plata que no nos hace ningún bien. Hay muchos gastos que podemos eliminar totalmente, o al menos reducirlos en gran proporción, por ejemplo cigarrillos, golosinas, apuestas, por citar algunos. Si vemos promociones y descuentos que nos incentivan a gastar y comprar, tenemos que ser muy fríos mentalmente y evitarlas, ya que suelen ser muy seductoras para inducirnos a caer en ellas. Sólo debemos aprovechar estas promociones si realmente tenemos necesidad del producto o servicio en cuestión. No gastemos sin sentido, es uno de los puntos que más nos ayudará a ahorrar

6) Reducir deudas:

una cosa lleva a la otra, si nos empezamos a ordenar en las cuentas, podremos empezar a reducir las deudas que tengamos. Lo bueno de este punto es que si reducimos deudas podremos ahorrar mucho más todos los meses. Reducir las deudas, además de sacarnos una carga y darnos tranquilidad, tiene el plus de aumentar automáticamente la capacidad de ahorrar. Y como consecuencia, también posibilitará que lleguemos antes a cumplir los deseos y objetivos.

7) Armar un fondo de emergencia:

Este es un instrumento muy importante. Básicamente es una cantidad de plata que debemos separar de nuestras finanzas personales con el objetivo de resguardarnos ante un imprevisto. Este fondo no se arma de un día para otro, requiere cierto esfuerzo y perseverancia por lo que con más razón es importantísimo que empecemos a constituirlo desde ahora mismo. Para saber más, podés leer este artículo.

8) Promover el ahorro en nuestro círculo íntimo:

Si comenzamos a inculcar y promover en nuestra familia, amigas y amigos todo lo positivo que tiene el ahorro, también contribuiremos a que mejore la calidad de vida de nuestros seres queridos. Esto hará que nadie cercano sufra desequilibrios económicos y cómo podrán alcanzar sus objetivos.

La diferencia entre ahorrar e invertir

Hasta ahora hablamos mucho de cómo hacer para ahorrar y por qué hacerlo. Ahora vamos a ver otra herramienta fundamental que es invertir. Sí, porque cuando tenemos ahorros hay un instrumento llamado inversión que nos permite hacer crecer estos ahorros, y esto significa: más ahorros.

Como ya mencionamos, ahorrar es separar una determinada cantidad de plata para usarla en el futuro, en lugar de gastarla o consumirla hoy. Por su parte, invertir es destinar plata (por ejemplo, los ahorros) a instrumentos que puedan generar alguna ganancia o rendimiento a cambio de asumir un riesgo. Lo importante de usar la inversión es poner a trabajar los ahorros en lugar de dejarlos quietos en una caja o como solemos decir “debajo del colchón”.

Para que nuestra plata trabaje hay muchos instrumentos de inversión disponibles y al alcance de la mano que iremos viendo en detalle en otros artículos, pero los más conocidos son:

  • Fondos Comunes de Inversión
  • Plazos fijos
  • Acciones
  • Bonos

Todos estos instrumentos nos permitirán poner a trabajar la plata que vayamos ahorrando para que nos genere más plata y de ese modo llegar en menos tiempo a cumplir nuestras metas y objetivos. 

Por último, otra diferencia es que ahorrar nos permite alcanzar objetivos a corto y mediano plazo, mientras que las inversiones muchas veces son utilizadas para alcanzar objetivos de largo plazo a costa de asumir mayores riesgos.

Si querés seguir celebrando el Día Mundial del Ahorro, en nuestro blog tenemos muchos artículos más sobre ahorro e inversión.

Notas Relacionadas

¿Qué es el mercado financiero?

5 mins de lectura El mercado financiero es clave en la economía, aunque muchas veces no conocemos a fondo su rol. Te contamos todo lo que tenés que saber.

¡Enterate de las novedades antes que nadie!

Suscribite a nuestro newsletter de educación financiera

Dejanos tu mail aquí