Tu navegador no soporta JavaScript!

Qué es invertir y por qué es importante empezar a hacerlo

Te contamos qué es invertir, por qué es importante hacerlo y todo lo que tenés que saber para comenzar a invertir sin problemas.

¿Qué es invertir?

Invertir es dedicar recursos que para nosotros tienen valor (por ejemplo, plata) con la expectativa de obtener beneficios futuros. 

Imaginemos que somos agricultores. Si plantamos una semilla en el lugar correcto, en el momento adecuado y con las condiciones óptimas, algún día esa semilla se puede convertir en algo más grande. Puede ser un limonero, un jacarandá, una enredadera o cualquier otra. Al igual que una semilla, una inversión tiene el potencial de convertirse en algo con más valor de lo que pagamos para adquirirla. 

qué es invertir

Veamos tres ejemplos de inversión:

Un estudiante puede invertir su tiempo en obtener un título universitario con la esperanza de dedicarse a esa profesión en el futuro. 

Una empresa puede invertir en contratar trabajadores porque quiere producir más, aumentar sus ventas y crecer. 

Un agricultor puede invertir en comprar semillas para plantarlas, que desarrollen sus cultivos, cosecharlas y vender lo obtenido.

Podemos ver cómo todos estos ejemplos se componen de 3 partes:

  1. Un inicio, dónde entregamos algo que para nosotros tiene valor, sea plata o tiempo.
  2. Una transformación de eso que entregamos, que se convierte en algo de mayor, igual o menor valor.
  3. Un resultado final, donde obtenemos algo superior, igual o inferior a eso que entregamos al inicio.

Si llevamos ese proceso al mundo financiero, el inicio sería cuando destinamos nuestra plata a una inversión, el cambio cuando nuestra inversión modifica su valor durante el transcurso de un tiempo y el resultado será la ganancia o la pérdida que nos genere esa inversión. 

La inversión en el mundo financiero

En el mundo de las finanzas, invertir es colocar la plata que hemos ahorrado en cosas que, en nuestra opinión,  van a valer más después de un tiempo. Ejemplos de ello pueden ser las acciones, bonos, inmuebles, fondos de inversión, comercios, emprendimientos, etc.  

Siguiendo con el ejemplo de plantar una semilla que mencionamos al principio, así como una planta puede crecer y transformarse en algo más grande, también puede marchitarse. De la misma manera, una inversión tiene posibilidades de hacernos ganar plata pero también corre el riesgo de hacernos perder plata y generarnos pérdidas. 

La diferencia entre ahorrar e invertir 

Ahorrar es guardar hoy una cantidad de plata proveniente de nuestro ingreso para usarla en el futuro. Ahorrar es importante porque nos da seguridad ante cualquier imprevisto que pudiéramos tener y también porque nos permite alcanzar objetivos. Esos objetivos pueden ser viajar, festejar el cumpleaños de 15 de nuestra hija, comprar un auto, llegar a tener una vivienda en el futuro, entre otros. 

Una vez que tenemos ahorros, hay algo muy interesante e importante que podemos hacer: invertirlos para intentar que crezcan. 

Invertir es postergar un beneficio actual esperando recibir un beneficio mayor o mejor en el futuro. Invertir, a diferencia de ahorrar, siempre tiene un riesgo asociado. Por eso, es sumamente importante conocer cuáles son los riesgos que estamos enfrentando con la inversión que decidimos realizar. 

¿Qué significa que una inversión generó pérdidas?

Una inversión puede producir pérdidas si el valor de aquello que adquirimos disminuye a lo largo de un tiempo. También, si los beneficios que buscamos obtener no cumplen con nuestras expectativas.

Supongamos que queremos plantar tomates en una huerta para luego venderlos. Compramos las semillas y si la planta crece sana y da muchos frutos tendremos un buen resultado al momento de vender la cosecha. Ahora también tenemos que tener en cuenta que puede venir mal clima o algún insecto que afecte el cultivo y en ese caso no tener un resultado positivo. Esta posibilidad de un resultado no deseado también debemos tenerla presente y es el riesgo de nuestra actividad. Si la cosecha no fuera lo que planeamos inicialmente puede suceder que perdamos parte o toda la plata que nos implicó comprar las semillas, este es el riesgo.

Toda inversión implica tanto un riesgo como una oportunidad.​ Es un riesgo porque la devolución de la plata que invertimos no está garantizada. Es una oportunidad porque una inversión puede hacer crecer nuestra plata. Pensémoslo así, donde hay un potencial de recompensa, también existe un riesgo. 

Aún en las inversiones que creemos más seguras también hay riesgos.

¿Por qué hay que comenzar a invertir ahora?

Cuanto antes comencemos a invertir, mejor. Aunque sea un monto mínimo, más fácil nos será obtener mayores beneficios a futuro. 

Miremos este ejemplo: imaginemos que ahorramos todos los meses $500 y los invertimos con un interés del 2,5% mensual.

El 1 de enero, el primer mes, invertimos $500 a un interés del 2,5% mensual. 

En febrero, al otro mes, vamos a tener $512,5. Son los $500 que pusimos inicialmente que era nuestro ahorro y $12,5 de intereses que recibimos (ya que $12,5 es el 2,5% de $500). Si además agregamos los otros $500 del nuevo ahorro que logremos en el mes, entonces durante el segundo mes tendremos en total $1.012,5 para invertir.

En marzo, al tercer mes, vamos a tener $1.537,81. Son los $1.012,5 que invertimos más $25,31 de intereses (ya que $25,31 es el 2,5% de $1.012,5) más los $500 que agregamos cada mes.

Si repetimos este procedimiento mes a mes, agregando siempre $500 nuevos cada mes, esto es lo que lograríamos según a qué edad se empiece a invertir hasta una edad de jubilación de 65 años:

qué es invertir

Los intereses que genera invertir superan ampliamente lo que hubiéramos logrado si sólo ahorrábamos. Esta es la clave de por qué tenemos que invertir cuanto antes. La inversión es la mejor compañera del paso del tiempo. Con un monto muy pequeño podríamos obtener un resultado que hoy nos parecería inalcanzable. La clave: mucha constancia y no desviarse del camino. 

Si querés investigar más sobre inversión, te invitamos a leer otras notas en el Blog de Ualá.

Categorías: Ahorro e Invierto
Etiquetas: ahorro , Inversión