Tu navegador no soporta JavaScript!

Cómo elaborar un presupuesto en pareja para manejar mejor la plata

Un presupuesto en pareja es una herramienta que nos puede generar muchos beneficios económicos y para la relación. Te contamos cómo hacerlo.
Presupuesto en pareja
4 mins de lectura

Presupuesto en pareja

Cuando estamos en pareja y queremos elegir qué película ver en Netflix, qué cocinar o a dónde ir de vacaciones, tenemos que conversar y dialogar. Mismo para decidir qué radio poner o qué regalo hacerle a un familiar. Siempre es importante intentar llegar a un acuerdo al respecto, ya que pocas veces las coincidencias son absolutas. 

Cuando hablamos de economía en la pareja, debemos afrontar una situación similar. La vida en pareja supone tomar muchas decisiones referidas a la economía en conjunto. Aunque algunos no lo crean, el manejo de la plata juega también un rol muy importante. Convivir implica compartir no solo el amor, sino también la economía. 

El impedimento para lograr acuerdos en cuanto al manejo de la plata puede generarnos consecuencias impensadas. Ya sea discusiones, peleas, frustraciones e incluso el fin de una pareja. Para evitar que ocurra algo así, es indispensable elaborar un presupuesto en pareja

¿Qué es un presupuesto en pareja?

Un presupuesto en pareja es una herramienta que nos permite planificar todos los ingresos y gastos de plata que tendremos que afrontar en la convivencia Nos permitirá tener una economía sana y ordenada, para así alcanzar los deseos económicos que se tienen como pareja.

Básicamente, se trata de pensar y prever al máximo qué hacer con nuestros ingresos y gastos. De este modo, vamos a saber qué ajustes debemos hacer en la economía de la pareja, evitaremos hacer compras que no necesitamos, y podremos alcanzar nuestros objetivos financieros.

La idea de hacer un presupuesto es tener todo planificado y ordenado, para que la plata no se vuelva un tema de discusión

Cómo hacer un presupuesto en pareja

Veamos algunos puntos fundamentales para saber cómo realizar un presupuesto en pareja de forma exitosa:

Definir el fondo común de los ingresos

El primer paso es definir cómo será la relación económica de la pareja. Esto significa definir de qué manera los integrantes de la misma harán el fondo común para afrontar los gastos. Podemos hacerlo de 3 maneras distintas. Es muy importante definir bien y dejar en claro cómo se hará, para evitar discusiones recurrentes sobre el tema. 

Fondo común independiente: cada integrante aporta al fondo común todos sus ingresos, independientemente de lo que gana y lo que consume.

Fondo común equitativo: cada integrante aporta al fondo común un porcentaje en función a lo que gana.

Fondo común igualitario: cada integrante aporta el mismo importe, independientemente de lo que gane cada uno.

Contabilizar los gastos

Otro punto clave es llevar una minuciosa contabilidad de todo gasto que se realiza, por más pequeño e insignificante que sea su monto. Implica un trabajo contabilizar todo, absolutamente todo. Aunque parezca tedioso, será la llave hacia el éxito de nuestro presupuesto en pareja.

También es importante hacer una buena clasificación de gastos y llevar la cuenta de los que son gastos fijos y gastos variables. 

Como gastos fijos pondremos los indispensables para la vida cotidiana, es decir que sí o sí tendremos que afrontar. Ejemplos de gastos fijos puede ser la compra de comida, pago del alquiler o la cuota de un crédito hipotecario. También, el abono de servicios básicos como luz, agua, calefacción, obra social o cobertura médica, educación, impuestos, por citar los principales. Se llaman gastos fijos porque son regulares y, generalmente, los tenemos mes a mes o cada bimestre. 

Como gastos variables podemos definir aquellos que solemos tener con frecuencia, pero podemos prescindir de realizar alguno de ellos. En otras palabras, son aquellos que no son obligatorios para la vida cotidiana. Ejemplos de gastos variables son las salidas al cine o al shopping, compras de regalos, hobbies, entre otros.

Orden al anotar los ingresos y gastos

Es muy importante que seamos metódicos y prolijos en este punto. No sirve anotar en cualquier lado los gastos, donde luego se pueden traspapelar o perder. Tenemos que registrarlos en forma eficiente. Para ello podemos definir un archivo de computadora o alguna aplicación móvil como Splitwise. También es recomendable no dejar correr muchos días, porque podemos olvidar registrar pequeños gastos si la memoria nos juega una mala pasada.  

Si llevamos bien el registro, comenzaremos a obtener de este presupuesto muchísima información valiosa. Ya sea saber en qué y por dónde se va la plata, quién se excede en gastos, cuánto se puede ahorrar, qué se debe dejar de consumir y cuanta plata nos queda para fin de mes. Es decir, un presupuesto en pareja nos dará soluciones y nos permitirá planificar con equilibrio lo que hacemos con nuestra plata. 

Analizar y dialogar sobre el presupuesto con la pareja. 

Hablar de plata y ser sinceros en la pareja nos dará seguridad y transparencia en la vida cotidiana. Además, planificar los objetivos y deseos que se tienen en conjunto será clave para luego trazar el camino para hacerlos realidad. 

Contabilizar el pago de las tarjetas de crédito

Un punto importante es cómo contabilizar el monto de plata a pagar en la tarjeta de crédito. Este monto es plata que gastamos y que no teníamos en el momento de usar nuestra tarjeta. Por este motivo, debemos anotar el pago total en el listado de gastos fijos. O sea, como un gasto que sí o sí debemos abonar. Este punto no es negociable. Así, evitaremos pagar el mínimo y quedar endeudados con la compañía que nos emitió la tarjeta de crédito, la cual además nos cobrará intereses. 

Ahorrar

También es necesario destinar un porcentaje de nuestros ingresos al ahorro. Este paso es fun-da-men-tal. 

El ahorro es importante para alcanzar los objetivos que nos planteamos a lo largo de la vida. En este punto tenemos que fijar un porcentaje y respetarlo pase lo que pase todos los meses.  

Siguiendo todos estos puntos, lograremos tener una mejor vida en pareja y una economía saludable. Si te interesó este tema, te invitamos a leer nuestro artículo “Consejos para ahorrar en pareja”.

Notas Relacionadas

¡Enterate de las novedades antes que nadie!

Suscribite a nuestro newsletter de educación financiera

Dejanos tu mail aquí