Tu navegador no soporta JavaScript!

Cómo preparar tus finanzas para la llegada de un bebé

La llegada de un bebé genera mucha alegría en el hogar pero también un poco de incertidumbre. ¡Te contamos cómo preparar tus finanzas!

¡Felicitaciones, van a tener un bebé! Suena hermoso, pero también un poco nos asusta, aunque claro, son de esos sustos que dan gusto y es clave preparar las finanzas para la llegada de un bebé. Comenzamos a pensar en la comida, los pañales, la leche, la ropa, el jardín, y un gran etcétera.

No quedan dudas que la llegada de un bebé es sinónimo de un reajuste en nuestras finanzas. Entonces, si sos de aquell@s que disfruta su vida con gastos hormiga incluidos, es bueno que tomes nota a estos tips.

¡Ahorra, ahorra y ahorra para preparar tus finanzas para la llegada de un bebé!

Los siguientes nueve meses (bueno, los siguientes varios años) debemos tener muy presente el valor de ahorrar cada peso. $100, $200 o $1000 semanales van a marcar la diferencia por completo. Hay que olvidarnos de los pretextos y ahorrar cada vez que podamos. 

La mejor manera de empezar a ahorrar es decidir una cantidad posible, según nuestras finanzas actuales, y respetarla pase lo que pase. Después de 6 meses de haber ahorrado exitosamente, intentemos incrementar esa cantidad por lo menos en un 5%. Sigamos así cada semestre, hasta que logremos ahorrar por lo menos el 20% de los ingresos mensuales. ¡Un día vas a agradecer haber empezado!

Realizá un presupuesto de gastos

Asimismo, es muy importante que realicemos un presupuesto de gastos. Si no lo hacíamos antes, este puede ser un buen momento para comenzar a dividir los gastos prioritarios y los que no lo son. (Si aún no sabés cómo, podés leer nuestra nota de planificación de gastos que te ayudará mucho). 

Recordemos que esta planificación ahora es familiar y debemos incluir todos los gastos que requerirá el nuevo integrante de la familia.

Consultá los beneficios que recibís en tu Obra Social

De ahora en adelante las visitas al doctor se incrementarán y es mejor estar tranquil@ sabiendo si las consultas, parto y hospitalización están cubiertos o debemos ir preparándonos para esos gastos.

Por eso es fundamental que tengas muy en cuenta qué servicios cubre tu Obra Social para la llegada del bebé. Si querés conocer cuál Obra Social tenés, podés hacer la consulta desde esta página oficial.

En caso de que no tengas Obra Social, existen Asistencias de Salud que también pueden ayudarte. La asistencia te permite contactar una red de profesionales recomendados y servicios prepagos o con descuento, que podés usar siempre y tienen garantía. O sea, prestan servicios determinados ante alguna emergencia, mantenimiento, urgencia o inconveniente cotidiano. 

Hay Asistencias de salud que te pueden ser muy útiles para la llegada del bebé. Te recomendamos consultar y ver varias opciones del mercado.

Apoyate en tus amigos que sean padres o madres

Acercate a tus amigos que ya fueron padres y pediles consejos. Ser padre o madre primerizo no es una tarea fácil y contar con valiosos consejos valdrá cada segundo. Ellos sabrán dónde comprar todo lo que necesita un bebé a un menor costo y qué cosas son prioritarias. Así podrás adelantarte y ahorrarte unos cuantos pesos que seguramente necesitarás más adelante.

Reutilizar ropa y artículos de bebé 

Es normal que la emoción cuando vayas a una tienda de bebés te haga querer comprar todo. No tomes decisiones apresuradas y recordá que los bebés crecen muy rápido. Es muy común que algunas prendas sólo las utilicen un par de veces y al tiempo ya no les queden.

Probablemente tengas algunos amigos o familiares que puedan darte artículos o ropa que sus hij@s ya no utilizan. De esta manera no sólo estarás ahorrando una buena cantidad de plata, sino también le estarás haciendo un favor al medio ambiente.

Si te sirvieron estos tips, podés compartirlos con otras personas que necesiten mejorar su estabilidad financiera antes de la llegada de su bebé.

Te invitamos a seguir disfrutando de nuestro contenido a través de nuestro blog.