Tu navegador no soporta JavaScript!

Ideas de contenido para tus redes

6 mins de lectura

Te compartimos algunas ideas de contenido para que te inspire a generar nuevas comunicaciones en tu marca que no sean exclusivamente de venta y aporten valor a tu público objetivo.

Primero lo primero, antes de pensar qué contenidos crear para la comunicación de tu marca es fundamental que definas a tu público objetivo.

ET2

¿Qué es el público objetivo?

El público objetivo, clienta/e ideal, buyer persona, nicho, es el grupo de personas que comparten ciertas características a las cuales apuntas llegar con tu emprendimiento.

¿A quién le vendés?

Poder responder ésta pregunta de una manera muy descriptiva, te va a ayudar muchísimo en todas las decisiones de tu negocio (no sólo en los contenidos).

Básicamente porque conociendo a tu público, sus características, emociones, miedos, motivaciones, necesidades, vas a poder enfocar tu negocio, tu comunicación y lograr que esas personas se identifiquen con tu marca.

Teniendo muy en claro a tu público objetivo vas a ahorrar tiempo y trabajo, y vas a lograr mejores resultados.

¡La próxima publicación de nuestro blog es un artículo sobre cómo definir a tu público objetivo! Agendá: Martes 9 de noviembre a las 10 am.

Planificación

Otro punto que quiero resaltar antes de comenzar con las ideas de contenido es la importancia de la planificación. De nada sirve publicar todos los días cosas sin sentido, simplemente por ser constante.

Tampoco es necesario que estés presente en todas las redes sociales, que te enloquezcas con todas las nuevas cosas que salen todo el tiempo, que quieras crear 3.000 contenidos de diferentes formatos y termines en la frustración por sentir que nunca llegás con todo. Tu emprendimiento es mucho más que una red social.

Sumando al público objetivo, si ya lo tenés definido, sabés exactamente en qué redes sociales se encuentran las personas con las características que buscás, qué tipo de contenido consumen y en donde te tenés que enfocar.

No te presiones si no sale todo bien a la primera, si no señalaste bien con el dedo en ese tiktok que ya grabaste 5 veces, lo importante es intentarlo y probar.

Hacer, medir los resultados, analizar y mejorar. No tengas miedo y animate a probar para saber qué funciona mejor con tu público y en tu rubro.

No te olvides de definir objetivos claros y alcanzables para poder analizar los resultados y definir tus próximos pasos para no ir a la deriva.

Ahora sí, arrancamos con las ideas de contenido para tu emprendimiento.

1. Tu negocio, tu historia

Podés compartir contenidos relacionados a tu negocio, a tu historia, compartir tus valores, contar por qué hacés lo que hacés, cómo comenzaste, dónde estás hoy, dónde querés llegar.

Humanizar tu marca es muy importante para que las personas conecten con ella, para que se identifiquen, para que te recuerden.

Ejemplo: Cualquiera sea tu emprendimiento podés contar “5 secretos detrás de mi marca”.

El mayor diferencial de tu emprendimiento sos vos, es tu visión, tu forma de ver las cosas, tu experiencia, no tengas miedo en compartirlo.

Recordá, somos personas y las personas conectamos con personas.

2. Tu producto

Podés mostrar a tu producto con diferentes contenidos, no sólo con una foto terminado para la venta.

Te recomiendo que muestres el proceso de producción, las decisiones que tomás en ese proceso, cómo te preparás para brindar ese servicio, por qué hacés las cosas de esa manera.

Ejemplo: mostrá tu proceso creativo para llegar al producto final, contá el proceso para elegir esas telas que utilizás.

Otra opción para mostrar a tu producto es con su forma de uso, cómo es tu producto en el entorno real que se utilizará.

Ejemplo: si vendés mochilas podés armar contenido de todo lo que entra ella y para que ocasiones se pueden usar. Si es una cartera de noche, mostrá llegando a un bar con esa cartera.

Mirá este video de Bilirrubina Carteras agrega en las descripciones de sus productos:

3. La transformación

¿Qué pasa después de conocerte, de comprarte? Podés compartir contenidos de la transformación que hay con tu marca.

Los antes y después son un clásico en éste tipo de contenidos pero te propongo pensar un poco más allá.

Ejemplo: mostrá el unboxing de tu producto (el momento de abrir el paquete de tus productos cuando llegan), ese proceso tiene que ser una experiencia. En el caso que aún no hayas pensado en eso es una buena oportunidad para empezar a hacerlo.

Otro ejemplo: si vendés artículos de decoración podes mostrar el antes y después de una estanteria intervenida con tus productos, mostrando tus toques de diseño, contando el porqué de tu selección. Que inspire y de ganas de tener exactamente la misma en mi hogar.

Otro ejemplo: en las peluquerías es muy común ver el antes y el después de un trabajo, pero se puede hacer diferente. Podés mostrar el antes, contar cómo quería sentirse la persona, qué técnicas vas a usar, qué productos, mostrar el proceso del tratamiento y al final, cuando se revela el resultado del trabajo agregar un testimonio de la persona contando cómo se siente con su cambio de look y a quién se lo va a mostrar apenas salga de la peluquería.

Los testimonios de las personas que ya consumieron tu marca son fundamentales para que más personas se animen a comprarte / contratarte, buscá una manera original de compartirlos.

4. Educación

Educar sobre tu producto, tu servicio, tu rubro siempre es un buen contenido de interés.

Podés compartir tips de cómo usar correctamente tu producto, cómo es el cuidado del mismo, cómo aprovechar al máximo tus productos/servicios, podés compartir tendencias del mercado, información interesante de tu rubro, próximas tendencias (te va a permitir mostrar que conocés perfectamente tu rubro y lo que se vendrá).

Ejemplo: si vendés maquillajes podés compartir tips de cómo maquillarte de día y de noche, cómo delinearte según la forma del ojo, cómo limpiar correctamente las brochas, cómo preparar la piel para que el maquillaje dure más.

Ejemplo del rubro: compartir qué es un maquillaje cruelty free y por qué elegirlo, cada cuanto es recomendable cambiar ciertos maquillajes, tendencias de nuevos ingredientes naturales en sombras, como reciclar el packaging de los maquillajes.

Otro ejemplo: este artículo es un contenido de educación, no está 100% relacionado con Empretienda, pero sabemos que es un contenido de valor para nuestro público objetivo.

Un tip para compartir contenido de educación: ¡podés crear tu propio blog dentro de tu Empretienda! Lo activás y gestionás desde tu panel administrador en la sección “Mi tienda > Blog”. Aprovechá el blog para compartir contenido de interés y llevar tráfico (visitas) a tu tienda.

5. Entretenimiento

Las redes sociales fueron creadas para entretenernos, divertirnos, así que tiene sentido que con tu marca generes contenido para entretener a tu público objetivo.

Podés crear memes que estén en tendencia con algo característico de tu negocio, usar audios virales en tiktok/reels adaptados a tu rubro, usar las tendencias del momento, compartir fragmentos de películas/series que se relacionen con lo que hacés.

Ejemplo: en pleno CyberMonday decidimos compartir un video del nuevo checkout para que puedan utilizar en sus redes sociales y lo comunicamos con el siguiente meme (un contenido divertido relacionado con una situación del momento):

Descargá los videos del nuevo checkout haciendo click acá.

¿Cómo compartir éstos contenidos?

Te dejamos algunas ideas para que te inspires.

Formatos en los que podés crear el contenido:

  • videos
  • fotos
  • carruseles
  • vivos
  • guías
  • artículos de blog
  • podcast
  • infografías
  • descargables
  • ebooks
  • entrevistas

Plataformas/redes para generar contenido, recordá identificar en cuáles se encuentra tu público objetivo:

  • Instagram
  • Facebook
  • Tiktok
  • Youtube
  • Email marketing
  • Blog (podes armarlo en tu Empretienda)
  • Twitter
  • Pínterest
  • Twitch
  • LinkedIn
  • Telegram
  • Whatsapp
  • Spotify

Recordá que éste artículo es solamente un disparador, no son los únicos contenidos que existen ni las únicas ideas. Dejá volar tu imaginación, identificá bien a tu público objetivo, preguntales a esas personas si no sabés por dónde arrancar y empezá por ahí.

No todos los contenidos funcionan de la misma manera, por eso te recomiendo que pruebes. No existe otra manera de saber que es lo que mejor te funciona que intentando.

Así que, ¡a animarse!

Notas Relacionadas

No caigas en una estafa

2 mins de lectura El último tiempo impulsó el uso de canales digitales para hacer compras, operaciones financieras y manejar nuestras cuentas. Y también creció el riesgo de sufrir ciberataques, estafas virtuales o phishing. En esta nota te contamos todo lo que tenés que saber para estar siempre alerta.