Tu navegador no soporta JavaScript!

10 consejos para proteger la información en Internet

Es importante mantener lo más a salvo posible nuestra información y operaciones en Internet. Te invitamos a leer algunas recomendaciones.

El último tiempo impulsó el uso de canales digitales para hacer compras, operaciones financieras y manejar nuestras cuentas. Con eso, también creció el riesgo de sufrir ciberataques, estafas virtuales o phishing. Hoy más que nunca, es importante proteger nuestra información en internet, además de mantener cierto nivel de seguridad para prevenir estafas digitales.

Te compartimos 10 recomendaciones para proteger tu información en la web.

 

1. Generá distintos nombres de usuario y contraseñas para cada web, ya que si alguno es interceptado, evitás que el resto caiga también en cadena. Si te interesa ver más en detalle sobre contraseñas, podés chusmear estos tips de google.

2. Sabemos que andar poniendo nuevos usuarios y contraseñas en cada sitio puede ser tedioso. Por eso, un buen recurso es usar un gestor de claves que genere y almacene contraseñas únicas y complejas. Hay muchas opciones en el mercado, según seguridad, funcionalidad y facilidad de uso. Algunos de los más recomendados son Dashlane o LastPass.

3. Para descargar apps, recordá hacerlo sólo de sitios reconocidos, como Google Play o App Store, ya que sino podrían contener malware (programas diseñados para infiltrarse en un sistema para dañar o robar datos).

4. Si vas a conectarte a internet, tratá de evitar las conexiones de wifi públicas.

5. Si te conectas en un dispositivo que no es propio, recordá cerrar sesión y borrar el historial luego de usarlo.

6. Para pagar online, evitá hacerlo por medios que no sean conocidos y confiables.

7. Pese a ser tedioso, recordá tener un buen antivirus en todos los dispositivos conectados a Internet. También, es importante actualizar los sistemas operativos con la mayor frecuencia posible.

8. Tratá de limitar lo más posible la información que compartís en las redes sociales, como fecha de nacimiento o domicilio. Además, ¡nunca subas datos sensibles!, como fotos de tus tarjetas o documentos de identidad.

9. No abras enlaces sospechosos, como correos electrónicos o mensajes de texto, que dicen que ganaste algo o con una supuesta notificación de tu entidad financiera. Si tenés dudas sobre la procedencia del mensaje, podés llamar a los teléfonos oficiales de tu entidad financiera, pero nunca a los del mensaje.

10. En sintonía con lo anterior, ignorá llamadas de supuestos empleados de tu entidad financiera pidiéndote datos personales o sensibles. Ningún centro de atención de clientes necesita tu número de la tarjeta, contraseñas o algún dato sensible para operar.

Si querés ver más recomendaciones para proteger tu información en internet, te invitamos a leer las realizadas por la Dirección Nacional de Ciberseguridad y por Ualá.