Tu navegador no soporta JavaScript!

Costo Financiero Total: qué es, para qué sirve y qué variables la integran

El Costo Financiero Total es uno de los datos que sí o sí debemos observar cuando pedimos un préstamo o crédito. Conozcamos por qué.
Costo Financiero Total
6 mins de lectura

¿Qué es el Costo Financiero Total o CFT?

El Costo Financiero Total (CFT por sus siglas) es una cifra en porcentaje que representa el costo total que tiene un préstamo, incluyendo todos los gastos que pudieran estar asociados y que se cobrarán durante la vigencia del mismo. 

De este modo, el costo financiero total se compone de diversos ítems que se van sumando. Estos pueden ser la tasa de interés, los impuestos que se apliquen, seguros, gastos administrativos, por citar algunos de los principales. 

¿Cómo se expresa el Costo Financiero Total?

El Costo Financiero Total se expresa en forma de Tasa Efectiva Anual (ver este artículo para más información sobre esto), en tanto por ciento y con dos decimales. 

Los bancos y restantes entidades financieras tienen la obligación de exhibir, en las pizarras colocadas en sus sucursales o en los avisos publicitarios que realizan por cualquier medio, toda la información sobre tasas de interés de las líneas de préstamo o crédito ofrecidas, y no puede faltar el porcentaje del CFT.

Por ejemplo un préstamo puede tener una tasa de interés de 34% anual y un CFT de 46% anual.

¿Para qué sirve el Costo Financiero Total?

El Costo Financiero Total tiene la particularidad de que es muy útil para permitirnos comparar préstamos o créditos de características similares entre las ofertas que realizan las distintas entidades.

Incluso el Banco Central de la República Argentina tiene en su sitio web un área especial destinada a cuidar a todas las personas usuarias de servicios financieros, en la que podemos comparar los CFT de las distintas entidades financieras por sus préstamos y créditos.

¿Por qué es importante conocer el Costo Financiero Total?

Porque el Costo Financiero Total es la principal variable que debemos tener en cuenta a la hora de pedir o comparar un préstamo o crédito. También, al momento de comparar los costos de refinanciar una tarjeta de crédito.

De este modo, el Costo Financiero Total nos permite conocer el costo global que deberemos afrontar como clientes de un préstamo personal, prendario, hipotecario, o el que sea. 

¿Debo mirar el Costo Financiero Total o la tasa de interés?

Una gran mayoría de las personas desconoce la importancia del Costo Financiero Total y suele elegir los préstamos o créditos buscando el que tenga la tasa de interés más baja.

Si bien en algún caso puede suceder que el préstamo con menor tasa también sea el que tiene el menor CFT,  no obstante, en muchos casos esto no sucede. 

El error más común que sucede es el siguiente: 

Costo Financiero Total

En primer lugar, supongamos que debemos elegir entre dos préstamos que tienen 30% y 32% de tasa de interés respectivamente. 

Supongamos que el préstamos de 30% tiene gastos administrativos, seguros y comisiones que representen un 4% en total. En este caso, tendríamos que afrontar un Costo Financiero Total de 34%.

Por su parte, el otro crédito de 32% tiene solo 1% de gastos y costos asociados, por lo que su Costo Financiero Total es de 33%. 

En este caso, si elegimos sólo por la tasa de interés estaremos haciendo una muy mala elección ya que estamos optando por el préstamo más costoso. En este ejemplo, el préstamo 2 es el que más no conviene, porque tiene un menor Costo Financiero Total.

¡Cuidado con el préstamo a tasa cero!

Una tasa de interés tentadora puede terminar siendo una verdadera trampa si no conocemos los restantes gastos y costos asociados.

Esto también puede suceder con los tan promocionados préstamos tasa cero. Estos préstamos que creemos que no tienen intereses, no son gratis porque, en su mayoría, tienen costos asociados. Es por eso que incluso en los préstamos tasa cero debemos leer la letra chica y buscar el Costo Financiero Total o bien preguntárselo al oficial o ejecutivo que nos ofrece el préstamo. 

Recién cuando conozcamos el Costo Financiero Total y comparemos con otras entidades financieras será conveniente tomar una decisión de aceptar un préstamo o crédito.

Tenemos que tener claro que las entidades financieras están obligadas a informarnos el CFT, no pueden negarse. Si se niegan incluso podemos hacer una denuncia ante el Banco Central de la República Argentina desde este link

¿Qué ítems conforman el Costo Financiero Total?

Ya mencionamos que la tasa de interés es sólo uno de los componentes que conforman el costo de un préstamo o crédito. Para conocer el Costo Financiero Total, debemos añadirle otras comisiones, cargos, gastos o impuestos. 

Entre los principales componentes del Costo Financiero Total podemos mencionar:

Tasa de interés básica

Suele expresarse en porcentaje nominal anual y es la que determina la cuota pura del préstamo o crédito. Esta tasa puede ser fija o variable, siempre debemos preguntar cómo es la misma y cómo se modifica en caso de ser variable.

Gastos de evaluación del cliente

En algunos casos pueden cobrarnos gastos para analizar nuestra solvencia antes de darnos el préstamo. Es bueno conocerlos y que monto o porcentaje representarán.

Seguros

Casi todos los préstamos pueden incluir seguros que deberemos pagar, ejemplo de los cuales pueden ser: de vida, de incendio cuando se trata de una vivienda o vehículo, contra todo riesgo en caso de comprar un vehículo financiado, entre otros. Debemos mirar el costo de estos seguros ya que estarán presentes durante todo el préstamo o crédito. Si el préstamo incluye la contratación de seguros, como usuarios financieros tenemos el derecho a elegir entre tres diferentes aseguradoras.

Gastos varios

Como envíos de resúmenes de cuenta o notificaciones.

Impuestos

Un costo que siempre tendremos que afrontar si somos consumidores finales, es el Impuesto al Valor Agregado (el famoso IVA) que se aplica sobre los intereses que nos cobran. Este concepto lo tendremos en todas las cuotas. Pero puede haber diversos impuestos, según el lugar donde estemos, por ejemplo impuesto a los sellos en la Provincia de Buenos Aires. Todos figurarán detallados en la cuota o resumen que debamos pagar.

 Además debe estar aclarado en las condiciones o contrato de aceptación que si estos rubros podrán ser fijos o variables, por única vez o con qué periodicidad se aplicarán, es decir deben informarnos todas las condiciones y cláusulas por contrato y en forma expresa. 

Otros gastos a los que estar atentos además del Costo Financiero Total

También hay que tener presente que muchas veces solicitar un préstamo o una tarjeta de crédito implica que tendremos costos asociados que no necesariamente se reflejarán en el CFT pero que es bueno conocerlos. 

Por ejemplo si debemos pagar una caja de ahorro o una cuenta corriente o un paquete de servicios financieros determinado o un costo de mantenimiento de cuenta. 

Siempre debemos preguntar para conocer estos gastos extra que podemos afrontar como adicionales.

Por otro lado, si el préstamo contempla la posibilidad de poder realizar una cancelación anticipada, ya sea parcial o total, es muy importante conocer cuál es su costo si lo hubiera.

También debemos consultar todos los beneficios que podamos tener en cada entidad.

Costo Financiero Total

Costo Financiero Total – Preguntas frecuentes

¿Cómo deben informar el Costo Financiero Total?

En los contratos y publicidades, el Costo Financiero Total debe informarse en forma muy clara. En primer lugar, debe tener un tamaño de tipografía mucho mayor al resto de la información proporcionada. Además, debe estar en un lugar destacado que sea fácilmente visible para cualquier persona.

¿Es correcto comparar Costos Financieros Totales brindados a distintas personas?

El CFT debe analizarse para cada caso en particular, porque hay factores que varían según cada persona. Por ejemplo, la edad del cliente determina un valor distinto del seguro que deberá abonar. De este modo si dos personas van a solicitar el mismo préstamo, el CFT puede ser distinto en cada caso. 

Por ejemplo, el menor riesgo que tiene un préstamo si presentamos una garantía frente al de otra persona sin garantía, puede ser otro factor que hace variar el Costo Financiero Total del préstamo. 

¿Qué cargos o comisiones no me puede cobrar el banco?

Las entidades financieras no podrán aplicarnos comisiones ni cargos cuando se trate de gastos de tasación, notariales o de escribanía, cuando se originen por el otorgamiento o cancelación de financiaciones. Por ejemplo, la constitución de una prenda o hipoteca.

En el caso de realizar una precancelación total de un préstamo, no nos podrán aplicar comisiones cuando se compruebe que al momento de efectuar el pago haya transcurrido al menos la cuarta parte del plazo original del préstamo o 180 días corridos desde su otorgamiento, de ambos plazos el mayor.

¿Qué cosas debo tener en cuenta al observar el Costo Financiero Total?

El CFT no debe usarse de forma absoluta sino que debemos incorporar otras consideraciones contextuales a la hora de comparar distintos préstamos. Especialmente entre entidades financieras que pueden ser muy distintas o que cumplan roles sociales o económicos diferentes. 

Básicamente porque cada entidad tiene productos con características distintas (por ejemplo, plazos y garantías). Además, operan con clientes de perfiles socio-demográficos y de riesgo diversos, enfrentan situaciones impositivas distintas según su estructura, funcionamiento y localización. También porque tienen estructuras de financiamiento y costos de fondeo diferentes.

Notas Relacionadas

¡Enterate de las novedades antes que nadie!

Suscribite a nuestro newsletter de educación financiera

Dejanos tu mail aquí