Tu navegador no soporta JavaScript!

Plazo fijo: ¿qué es y cómo funciona?

Un plazo fijo es una forma simple y fácil de ahorrar. Descubrí todo lo que necesitás saber en este artículo.
Plazo fijo
8 mins de lectura
El plazo fijo es un instrumento de ahorro fácil y práctico, donde dejamos inmovilizada una determinada cantidad de plata en una institución financiera. Concluido ese tiempo, se nos devuelve esa plata más una suma de intereses. A continuación, repasamos lo más importante.

¿Qué es un plazo fijo?

El plazo fijo es un instrumento de inversión. Se trata de un depósito de plata que podemos hacer en un banco o entidad financiera autorizada, por un período de tiempo predeterminado, a cambio de recibir intereses. 

Cuando se cumple ese plazo de tiempo, la entidad financiera debe devolvernos la plata que invertimos inicialmente, más el pago de los intereses acordados.

¿Cómo funcionan los plazos fijos?

Supongamos que tenemos $10.000 de ahorro y que no los vamos a necesitar por un mes. Entonces podemos pensar en realizar un plazo fijo para que ese ahorro nos genere mientras tanto algo de plata adicional.

De este modo iremos con esos $10.000 a cualquier banco o entidad financiera autorizada para realizar plazos fijos y pediremos realizar uno, por los 30 días que no necesitaremos el dinero. 

Supongamos que el banco en cuestión nos ofrece pagarnos 3% mensual si colocamos nuestra plata en el plazo fijo. Entonces, hacemos la colocación de acuerdo a lo estipulado y cuando se cumple el mes, el banco nos deberá devolver los $10.000 más un 3% de intereses, es decir $300. Al vencerse el plazo fijo vamos a recibir en total $10.300.

Actualmente los plazos fijos también se pueden realizar online desde el home banking o plataforma de las entidades autorizadas. Incluso esta modalidad suele ofrecer una tasa un poco mayor a la que se puede obtener acercándose en forma presencial a la ventanilla del banco, ya que implica un ahorro de costos y personal para los bancos.

Componentes del plazo fijo

Para saber cómo funcionan el plazo fijo, es importante conocer sus componentes. Veámoslos a continuación: 

Capital: cantidad de plata que se va a invertir. 

Plazo: la duración de tiempo en que vamos a dejar la plata invertida. 

Tasa de interés: es el porcentaje de intereses que recibiremos al vencimiento. 

Frecuencia de pago: en algunos plazos fijos que se realizan por períodos largos, el cobro de los intereses puede estar pactado de una forma periódica que puede ser mensual, trimestral, semestral o anual.

Tipo de tasa: la tasa de interés puede ser fija y predeterminada o variable.

Factor de ajuste: Algunos plazos fijos pueden ajustar e ir actualizando el valor del capital inicial colocado por diferentes variables como por ejemplo pueden ser la inflación o la variación de salarios, del costo de construcción o del dólar, por citar algunas modalidades.

Plazo fijo

Ventajas del plazo fijo

Seguridad: es considerada una de las inversiones más seguras, dado que tiene asociado poco riesgo de incobrabilidad.

Protección: constituye una buena opción para paliar o contrarrestar la pérdida de poder adquisitivo, generada por culpa de la inflación o devaluación, ya que el cobro de intereses compensa en todo o en parte esa diferencia.

Información Pública: los bancos centrales de cada país informan mensualmente las diferentes tasas de mercado, lo que facilita a la hora de tomar la decisión de inversión.

Tipos de plazos fijos

Hay múltiples modalidades de plazos fijos que ofrecen las distintas entidades, a continuación un resumen de las más utilizadas: 

Plazo fijo tradicional

Se trata del plazo fijo más clásico y es en pesos. Es una posibilidad de inversión en la que se acuerda el plazo de tiempo que durará y la tasa de interés que se recibirá al vencimiento. El plazo mínimo de colocación es de 30 días.

Plazo fijo precancelable o con cancelación anticipada

Este plazo fijo es bastante similar al plazo fijo tradicional, pero tiene la particularidad de que se puede cancelar antes de su vencimiento. Este tipo de plazos fijos suelen tener una exigencia mínima de plazo, en general 180 días, pero se pueden cancelar anticipadamente una vez que han pasado los primeros 30 días. 

Cuando se realiza la cancelación anticipada se reciben los intereses hasta ese momento. La tasa que se recibe al cancelar suele ser diferenciada y algo menor a la tradicional que se recibiría si no cancelamos. 

Este plazo fijo es una buena alternativa cuando tenemos dudas de si necesitaremos o no la plata, pero mientras tanto queremos invertirla. Puede tener una exigencia de un monto de plata mínimo para realizarlo.

Plazo fijo en UVAs

Los plazos fijos UVA tienen la particularidad de que van actualizando el capital inicial que se coloca de acuerdo a la variación de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA). El valor de la UVA se actualiza por el coeficiente CER, el cual se mueve según la variación del índice de precios al consumidor del INDEC. Además de la actualización mencionada, el plazo fijo UVA da un porcentaje de tasa de interés.

La Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) representa una milésima parte del costo promedio de construcción de un metro cuadrado de vivienda en la Argentina. Este valor es calculado y publicado diariamente por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en su sitio web.

De este modo, al realizar el plazo fijo UVA, se toma el capital inicial que se va a colocar, se lo divide por el valor de la UVA a esa fecha y se obtiene una determinada cantidad inicial de UVAs que constituirán el plazo fijo. Luego, esta cantidad de UVAs será la que va a ir actualizando el valor según la fluctuación del coeficiente CER. 

Los plazos fijos UVA permiten entonces obtener por un lado una tasa fija por el interés que se pacta y por otro lado un componente variable que brinda cobertura contra la inflación a través de la actualización que registra el valor de la UVA.

Los plazos fijos UVA generalmente tienen una exigencia de plazo mínimo de 90 días. No obstante, los intereses sí pueden cobrarse mensualmente. El capital inicial actualizado por la variación de la UVAs se retira al vencimiento.

Plazo fijo en dólares

Tiene la misma modalidad que el plazo fijo tradicional. Ofrece una tasa fija, en un período acordado y con pago al vencimiento. La única diferencia es la divisa en la que se constituye el plazo fijo. 

plazo fijo

Tasa de interés de un plazo fijo ¿qué es y cómo calcularla?

La tasa de interés que pagan los plazos fijos generalmente se expresa como Tasa Nominal Anual (TNA). Se expresa como un porcentaje anual a recibir y sobre la misma se divide la cantidad efectiva de días en que se realizó la colocación.

La TNA indica el porcentaje de interés que se cobrará en un plazo de un año sin períodos de capitalización o reinversión en el medio.

La TNA es una tasa de interés simple, como vimos en la nota donde explicamos la diferencia entre el interés simple y el interés compuesto

En la actualidad todos los bancos difunden en sus sitios webs la información sobre las tasas que ofrecen pagar. No obstante, para facilitar la comparación entre entidades, se puede acudir a la web del Banco Central que tiene un área destinada a tal fin.

De todos modos para calcular el resultado de un plazo fijo sin reinversión se pueda aplicar la siguiente fórmula:

Plazo fijo

Ejemplo:

Si el capital inicial es $10.000 y colocamos un plazo fijo a 1 año a una tasa de interés de 37% entonces:

Capital Final (CF) = $10.000 * (1 + 0,37)

CF = $10.000 * 1,37

CF = $13.700

Requisitos para realizar un plazo fijo

Para realizar un plazo fijo se debe ser mayor de 18 años. Si uno no es cliente de una entidad, la misma solicitará documentación para corroborar la identidad y tener CUIT o CUIL o CDI (Constancia de Inscripción en AFIP). 

En algunos casos se puede solicitar la constancia de domicilio presentando la factura de un servicio o impuesto a nombre de la persona en cuestión.

El monto mínimo para realizar un plazo fijo en la actualidad es de $1.000 en la mayoría de los casos o 100 dólares para los realizados en la divisa estadounidense. No obstante, estas cifras pueden variar según la entidad. 

Los fondos deben proceder de actividades lícitas por lo cual las entidades financieras podrían requerir eventualmente comprobantes de origen de los mismos, como puede ser facturación, recibos de sueldos, declaraciones de Ganancias o Ingresos Brutos de corresponder, o cualquier documentación adicional que permita corroborar el origen de los fondos que se van a colocar en plazo fijo.

 Qué impuestos se pagan por los plazos fijos

Los plazos fijos que realicen las personas y sean en pesos no deben pagar impuestos a las ganancias ni a los bienes personales. Están totalmente exentos en materia impositiva, incluidos los plazos fijos que tienen cláusulas de ajuste como los UVA, siempre que el pago final sea realizado en pesos.

 Los únicos plazos fijos realizados por personas que deben pagar impuestos son los plazos fijos en dólares.

Plazos fijos – Preguntas frecuentes

¿Qué es un simulador de plazo fijo?

El simulador de plazo fijo actualmente lo podemos encontrar en la mayoría de las entidades financieras autorizadas a realizar este tipo de inversiones. 

Básicamente es un programa o aplicación que nos permite calcular fácilmente cuánto nos daría como resultado la realización de un plazo fijo, según la característica que deseemos del mismo. 

El simulador nos solicitará los datos básicos de cantidad de plata, plazo y tipo de plazo fijo que deseamos colocar y luego nos calculará el resultado que daría realizar la operación. Podemos ver un ejemplo del mismo en el sitio web del
Banco Nación.

¿Cuánto paga un plazo fijo a 30 días?

Al momento de redactar este artículo (enero 2022) los plazos fijos tradicionales tienen una tasa mínima de 37% anual siempre que el monto de los mismos no exceda $1 millón. Esta tasa equivale a 3,041% mensual.

No obstante, cada entidad puede ofrecer pagar una tasa de interés superior.
En el sitio web del Banco Central podemos acceder a la comparación de tasas de plazos fijos de diversas entidades. 

¿Cuánto rinde un plazo fijo UVA?

El rendimiento del plazo fijo UVA no puede predeterminarse con exactitud, ya que es variable. Dependerá fundamentalmente de cuál sea el nivel de variación de los precios al consumidor. 
Si hay inflación subirá el capital que tenemos en el plazo fijo UVA y si hubiera deflación (baja de precios) podría reducirse el capital que colocamos en el plazo fijo UVA. 

Solamente podremos saber con exactitud la tasa de interés que dará este plazo fijo, la cual podemos consultar en la entidad financiera respectiva, según el plazo de la colocación que deseemos realizar. 

¿Cuál es la mejor opción de plazo fijo?

No hay una respuesta única en este caso. Dependerá de los niveles de tasas de interés y de la inflación. 

Si la inflación que esperamos es mayor a la tasa de interés que nos da un plazo fijo tradicional a priori convendría realizar un plazo fijo UVA. 

No obstante, el resultado final dependerá de cuál sea el nivel de inflación real que se registre en el período que dure el plazo fijo. Por ejemplo, si la inflación se frena o es muy distinta de lo que estimamos inicialmente al momento de realizar el plazo fijo UVA, podría implicar que el plazo fijo tradicional resulte la mejor inversión.

¿Cuál es el límite de un plazo fijo?

En la actualidad no hay un monto máximo que limite los plazos fijos. Sí puede haber según la entidad límites de plazos, en algunas no suelen exceder el año, pero depende de cada entidad. 

¿Qué es mejor un plazo fijo o caja de ahorro?

La respuesta depende de la necesidad que tengamos de utilizar o no esos fondos. Si son fondos que podamos mantener al menos 30 días sin gastarlos, convendrá realizar un plazo fijo ya sea tradicional o precancelable o con ajuste como los UVA.

Si en cambio necesitamos la plata en menos de 30 días o tenemos dudas al respecto, es recomendable dejarla en caja de ahorro. 

Desde ya, en los casos que se pueda realizar un plazo fijo, el interés que abonan los mismos generalmente es bastante superior a lo que paga una caja de ahorro.