Tu navegador no soporta JavaScript!

«Con Ualá, mi hija aprendió a manejar su dinero y a mi me simplificó mi negocio»

< 1 min de lectura
Historia Silvina
< 1 min de lectura

Silvina vive con su hija de 16 años en Villa Devoto, uno de los 48 barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es chef pastelera y tiene su emprendimiento de tortas.

¿Cómo conoció Ualá? “Buscaba una forma de no tener que dejarle efectivo a mi hija para sus gastos. Hace tres años me puse a investigar qué opciones existían en el mercado que permitieran que los menores tuvieran acceso a una tarjeta. En Ualá encontré la manera más práctica de poder hacerlo”.

Silvina quería enseñarle a su hija a poder manejarse con su dinero. Además, su papá vive en otra provincia, así que él también tenía la necesidad de poder enviarle dinero para que la mejor se pudiera administrar de forma independiente. Así ambos podrían ver cómo manejaba sus finanzas gracias a la función de análisis de gastos.

La pastelera confiesa que, una vez que descubrió todas las funcionalidades que la tarjeta y la aplicación le brindaban, empezó a usarla para su emprendimiento también. “Al principio la utilizaba para hacer transferencias personales, inversiones y pago de servicios. Pero después las empecé a aceptar como forma de pago con mis clientes y, luego, apliqué los link de pago con Ualá Bis”.

Su experiencia fue muy buena y admite que ya no usa efectivo. Puede comprar los insumos que necesita para su emprendimiento y cobrar sus productos de manera simple.

“Siempre que tengo la oportunidad, le recomiendo Ualá a mis amigos o conocidos. Mi hija aprendió a manejar su dinero mensual de forma responsable y a mi me simplificó mi negocio, ¡hasta puedo invertir mis ganancias!”

Hay 4 millones de historias como estas. Historias de personas que manejan su plata de forma fácil y segura con Ualá. Si querés contarnos la tuya, escribinos a mihistoria@uala.com.ar.