Tu navegador no soporta JavaScript!

¿Qué es un programa de beneficios y por qué puede ayudarnos a ahorrar?

Programa de beneficios
3 mins de lectura

¿Qué es un programa de beneficios?

Un programa de beneficios es una recompensa que recibimos como clientes, usuarias o usuarios, por elegir determinado negocio, servicio o producto. 

En general son lanzados por empresas y marcas que desean mejorar nuestra experiencia. La idea detrás de un programa de beneficios es construir una relación de largo plazo entre la marca y la persona usuaria. Los expertos en marketing llaman a esta relación como “fidelización”. Además, tienen el beneficio de que muchas veces nos pueden ayudar a ahorrar y hacer compras inteligentes. 

Supongamos que todos los domingos por la mañana vamos a la panadería de nuestro barrio a comprar una docena de medialunas de manteca para desayunar en familia. Rodolfo, el panadero, ya nos conoce bien. Solemos tener una pequeña charla en la que nos pregunta por nuestra pareja, el trabajo y hasta nos hace alguna que otra broma por el flojo andar de nuestro equipo de fútbol. Pero antes de despedirnos, Rodolfo siempre nos da dos medialunas extra de regalo.

Aunque no lo parezca a simple vista, lo que hace Rodolfo los domingos al regalarnos esas dos medialunas es darnos su programa de beneficios.

Pero primero, algo de historia sobre los programas de beneficios

Los programas de beneficios datan desde el Antiguo Egipto. Ya en ese entonces los ciudadanos recibían, por parte del faraón y las autoridades, metales que podían canjear por pan o bebidas.

Más acá en el tiempo, fue la marca “Babbitt’s Best Soap” la que lanzó los programas de beneficios tal y como los conocemos hoy. En 1850, en Nueva York, inició una campaña para que sus clientes recortaran las etiquetas de sus productos para posteriormente canjearlas por distintos beneficios que se les otorgaban.

Los programas de beneficios hoy

Algunos programas de beneficios nos recompensan por cargar combustible, entregándonos millas para volar, otros nos ofrecen 2×1 en indumentaria, están los que nos dan descuentos en restaurantes, en supermercados, entre otros. Hoy son muy habituales y muy probablemente hemos participado de algunos, incluso sin saberlo.

Muchos de ellos desarrollaron su propia tienda online para mostrarnos en su página a qué beneficios podemos acceder, como el caso de YPF ServiClub. Es más, la mayoría ofrece un esquema mixto donde se pueden canjear los puntos que acumulamos y sumar algo de plata adicional -si hiciera falta- para acceder al producto que queremos. 

Mirá también este ejemplo de American Express Membership Rewards, en el cual se ofrecen tanto viajes como productos.

Cómo elegir un programa de beneficios 

El objetivo de la marca es siempre recompensarnos por elegirlos. Pero en una primera instancia podríamos definirlos entre los programas de beneficios pagos y gratuitos. 

En el primer caso, un ejemplo sería el del Club La Nación, que si bien suele venir con promociones que suman productos, como acceso ilimitado a su web, diarios o revistas del grupo, también tiene un valor en sí mismo por brindarnos acceso al Club.

En este escenario, los beneficios deberían superar el valor de la membresía para que nos sirva de verdad. Si pagáramos un programa de beneficios con servicios que no nos interesan, estaríamos malgastando nuestra plata. 

En el caso de los programas de beneficios, por más que sean gratuitos, es recomendable adherirnos solamente a aquellos que nos brindan productos o servicios que realmente nos interesan. Así, evitaremos suscribirnos a una cantidad enorme de programas por el sólo hecho que son gratis y que implicarán que recibamos constantemente publicidades y comunicaciones no deseadas (spam) vía correo electrónico o redes sociales. 

Claves al elegir un programa de beneficios

Es importante saber cómo es el sistema de acumulación de puntos antes de seleccionar un programa de beneficios. Si -por caso- manejamos un taxi o tenemos una empresa de mudanzas, seguramente nos va a servir adherirnos a alguno vinculado con la carga de combustible. En ese caso, es importante que sepamos en qué días o momentos nos conviene realizar una compra para tener mayores descuentos o beneficios.

Por otra parte, es importante saber que la mayoría de los programas establecen una fecha de vencimiento para esos puntos. Si no los utilizamos, pasado ese día perderemos todo lo acumulado. Tengámoslo presente para que nuestros beneficios no caduquen.

¿Cómo ahorrar con un programa de beneficios?

Tendemos a pensar que los puntos conseguidos a través de un programa de beneficios son meramente un regalo y eso -a veces- nos lleva a malgastarlos. “Lo que fácil llega, fácil se va”, decía mi abuela. 

Todo lo contrario. Por eso, tenemos que tener una mirada inteligente e intentar adquirir los productos que realmente necesitamos. Usemos los puntos cuando realmente vale la pena usarlos y no canjeemos o compremos por comprar, sólo porque nos parece que es gratis. 

Los beneficios o productos a buscar tienen que ser los que saldríamos a comprar con nuestra plata porque los necesitamos o deseamos. 

Si, por ejemplo, nos hace falta una licuadora pero no está dentro del menú de opciones que nos ofrece nuestro banco con los puntos que acumulamos, podemos esperar y ver si luego la agregan al stock. 

La oferta de beneficios no es fija y suele variar mes a mes. Podemos esperar siempre teniendo en cuenta la fecha de vencimiento de nuestros puntos

Así, realmente nuestra fidelidad o lealtad a ese negocio se verá recompensada.

Si querés ver más tips de ahorro, ¡en nuestro blog tenemos un montón!

Notas Relacionadas

¡Enterate de las novedades antes que nadie!

Suscribite a nuestro newsletter de educación financiera

Dejanos tu mail aquí