Tu navegador no soporta JavaScript!

Qué es el efectivo y cuál es su historia

Te contamos la historia del efectivo, qué significa y algunas cosas más.

¿Qué es el efectivo?

El efectivo es la plata en forma de monedas o billetes (también llamado papel moneda) que se utiliza para realizar pagos. Es la plata que llevamos encima en la billetera o en el bolsillo del pantalón.

¿Cuál es la historia del efectivo?

El trueque

Antes del efectivo, la mayoría de las sociedades utilizaban un sistema llamado trueque. Una persona cambiaba un bien por los bienes del otro. Por ejemplo, un agricultor cambiaba un animal por las verduras de otro. No había monedas ni billetes. Ambas partes necesitaban tener el bien que la otra deseaba, lo que hacía que las transacciones fueran bastante ineficientes.

El dinero mercantil

El sistema de trueque eventualmente evolucionó a un sistema llamado dinero mercantil, en el que un bien que casi todo el mundo necesitaba y utilizaba se convertía en la moneda de esa área. Por ejemplo, la sal, el té y el tabaco se utilizaron como dinero mercantil en un momento de la historia. La desventaja es que resultaba difícil transportar grandes cantidades a la vez, y que también podía arruinarse con el paso del tiempo. 

Las monedas de metal

Las primeras monedas físicas fueron hechas de metal. El metal fue durante muchos años una buena opción porque es fácil de trabajar, relativamente fácil de encontrar y se puede fundir y reciclar. La evidencia apunta a que las sociedades que usan monedas se remontan al año 5.000 a. C.

El primer ejemplo conocido de dinero físico en el mundo occidental proviene de Lidia (ahora la actual Turquía), donde los arqueólogos descubrieron una moneda con un león y la fecharon en el año 700 a. C.

El papel moneda

Los primeros ejemplos generalizados de papel moneda provienen de China alrededor del 960 d. C. Las monedas o billetes representaban una mercancía valiosa y el poseedor tenía la opción de canjear su moneda por esa mercancía. 

Actualidad

Como ya vimos, las formas de hacer transacciones fueron evolucionando con el paso del tiempo. Actualmente muchas se realizan electrónicamente, ya sea mediante transferencia electrónica a través de claves (CVU/CBU) o pago con tarjetas.

¿Se volverá obsoleto el efectivo?

A medida que los métodos de pago electrónicos van ganando popularidad, muchas personas se preguntan si la economía está evolucionando hasta el punto de que el efectivo físico (es decir, billetes y monedas) pueda volverse obsoleto.

En Argentina, los billetes físicos todavía son el método de pago más utilizado por muchas personas. Según la última Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares que publicó el INDEC durante el 2018, el 69% de la población de Argentina había utilizado efectivo durante el año anterior para hacer sus pagos. El mismo aumentaba hasta el 86% para la población de menores ingresos y descendía al 55% para los de mayores ingresos.

Durante el 2020 la Argentina se ubicó entre los países que más redujeron la utilización de efectivo, en gran medida por las nuevas costumbres que produjo la pandemia de COVID-19

El efectivo presenta algunos beneficios: es inmune al robo de identidad y un medio de pago comúnmente aceptado en nuestro país. A su vez, brinda cierta anonimidad y margen de maniobra a quien lo utiliza. 

Ahora bien, ¿cuántas veces te pasó que perdiste plata, se mojó o se rompió un billete? Seguramente muchas. El efectivo no es el medio de pago más “efectivo”. Reducir su utilización generará muchas ventajas tanto para las personas como para la sociedad. Menos efectivo implica menos costos de imprimir billetes. También significa menos costos para su administración, como puede ser mantener los cajeros automáticos, transportar la plata por el país, destruir los billetes en mal estado, etc.

Aunque aún su uso es bastante elevado, la tendencia mundial indica que continuará disminuyendo con el paso del tiempo.

¿12 cuotas sin interés o pago al contado con 10% de descuento?

Si no llegamos con toda la plata para hacer una compra, el financiamiento puede ser nuestra única opción. Ahora bien, cuando tenemos la plata suficiente para pagar algo en efectivo, debemos pensar en los pros y los contras. 

Si te interesa saber la respuesta a esta pregunta, te invitamos a continuar con este otro artículo de nuestro blog.

Etiquetas: Efectivo