Tu navegador no soporta JavaScript!

Contraté una asistencia, ¿cómo la uso?

Te contamos en detalle cómo usar tu asistencia para que puedas aprovechar al máximo este producto súper útil. Fácil, como siempre.
ASISTENCIAS
2 mins de lectura

Antes de comenzar a hablar sobre cómo usar una asistencia, es importante que la definamos.

Una asistencia es un producto que nos permite ponernos en contacto con una red de profesionales y servicios. Esta red la vamos a poder usar de manera espontánea cuando tengamos alguna eventualidad o nosotros lo necesitemos. Y eso no es todo, en algunos casos nos brinda el servicio mediante reintegro por consumos que se realicen por circunstancias cubiertas en el plan.

Pero vos te debes estar preguntando, ¿cuáles son esas prestaciones?; ¿cómo es que accedo a todos esos beneficios?; ¿con quién me debo contactar? Para tu tranquilidad, queremos que sepas que todos esos detalles, y más, se encontrarán en las condiciones generales que recibirás una vez contratada la asistencia.

Sobre las condiciones generales y uso de mi asistencia

Cuando contrates la asistencia, vas a recibir las condiciones generales del producto que se presentarán en un documento (papel y/o digital) y detallará todos los servicios disponibles, el/los números de contacto para acceder a los mismos, las obligaciones del cliente y/o beneficiario y las exclusiones en las que el prestador no estará obligado a accionar.

Siguiendo con esto, a la hora de querer acceder a algún beneficio, deberás contactarte al número telefónico o e-mail informado. Por ejemplo, si tuvieras una asistencia de hogar, probablemente tendrás disponibles servicios de plomería, electricidad, cerrajería o albañilería por algún reparo o mejora en el domicilio. A todos ellos, podrás acceder con un simple llamado.

¿Qué tipos de asistencias existen?

Existen muchos tipos de asistencias y no nos alcanzaría esta nota para enumerarlas todas. Algunas de las más conocidas son la asistencia al viajero, al hogar, de mascotas, de salud, tecnológicas, entre otras. Todas ellas funcionan de la misma manera, pero cubren diferentes necesidades. Por eso, te recomendamos que busques entre la amplia cartera de productos cuál se amolda mejor a tus necesidades.

Para que te hagas una idea, el beneficio en una asistencia de salud podría contar con servicio de atención médica, médico a domicilio, reintegro de medicamentos, asistencia odontológica, entre otras prestaciones. Todo esto por un costo razonable y menor a los valores de las prepagas y obras sociales.

Respecto a la asistencia de mascotas, sirve para resguardar la salud de tu mascota y, ante cualquier inconveniente, tenés disponibles distintos servicios veterinarios, descuentos y reembolsos asociados a la atención de tu pichicho.

Willis Towers Watson ahora ofrece seguros y asistencias exclusivos para clientes de Ualá. Fácil, con costos bajos y 100% online.

Resumamos, como usar una asistencia

La idea de tener una asistencia es que puedas anticiparte, durante su vigencia, de cualquier evento inadvertido sin que sea necesario desembolsar grandes sumas de plata. Solo tendrás que pagar un pequeño costo mensual y tener a mano las condiciones de tu contrato para saber que tenés incluido y a quién llamar en caso de necesitar consumir algún servicio y/o solicitar algún reintegro. A las asistencias, cuanto más la usás, más beneficios le sacás.

Si querés saber más sobre este y otros productos, te invitamos a seguir leyendo nuestro artículo sobre seguros.

Notas Relacionadas

Contraté un seguro, ¿cómo lo uso?

2 mins de lectura Te contamos en detalle cómo usar tu seguro para que puedas aprovechar al máximo este producto súper práctico. Fácil, como siempre.

¡Enterate de las novedades antes que nadie!

Suscribite a nuestro newsletter de educación financiera

Dejanos tu mail aquí