Tu navegador no soporta JavaScript!

Inversor ángel: qué es y por qué su apoyo es útil para los emprendimientos

Un inversor ángel es fundamental para el crecimiento de muchas empresas. A continuación te contamos todo lo que tenés que saber.

¿Qué es un inversor ángeles?

Un inversor ángel es una persona a la que le gusta invertir en ideas, negocios o empresas. Hay quienes invierten en etapas muy iniciales, cuando la empresa recién está dando sus primeros pasos, facilitando su desarrollo. También existen quienes invierten en empresas más maduras, buscando que su colaboración afiance el crecimiento de la compañía.

Un rasgo distintivo es que se trata de personas que invierten de manera individual y no conforman un grupo de inversores o fondo de inversión como si sucede con los Venture Capital.

¿Qué buscan quienes realizan este tipo de inversiones?

Los inversores ángeles brindan su apoyo y a cambio se convierten en propietarios de una parte del negocio. Es decir, se convierten en socios o accionistas. 

El aporte, la mayoría de las veces, suele ser monetario. Sin embargo, algunos también brindan asesoramiento y hasta suelen ayudar en abrirle puertas al proyecto en cuestión.

Quienes hacen este tipo de inversiones tienen sus motivos para hacer esta ayuda: consideran que la idea o negocio podrá ser viable y exitosa en el futuro. De ese modo, el día de mañana podrán recuperar y aumentar la plata invertida.

En resumen, los inversores ángeles, ayudan ofreciendo plata para iniciar un proyecto o negocio, en la etapa en que probablemente nadie lo haría. Desde ya, luego estarán pendientes del proyecto y buscarán potenciarlo, ya que su ayuda no es por bondad, sino porque ven un negocio en el proyecto y esperan obtener una ganancia por ser parte.

Generalmente, los inversores ángeles obtienen la mayor parte de su ganancia cuando venden las acciones o su participación en el negocio en el que invirtieron. Ya sea cuando la empresa cotiza en Bolsa o cuando es comprada por otra empresa.

¿En qué le sirven al emprendedor?

Se trata de una combinación y un beneficio mutuo tanto para quien invierte como para quien emprende. Veamos:

La persona que emprende tiene una gran idea de negocio, pero no tiene la plata para poder realizarla. El inversor ángel tiene la plata, pero no una idea de negocio para hacer. De este modo, al juntarse, ambas partes obtienen beneficios.

Para ponerlo en un ejemplo, imaginemos que tenemos una idea de un modelo de equipo de calefacción que permite ahorrar energía, algo que sería muy buscado por cualquier familia o empresa. El problema es que no tenemos plata para fabricarlo, ni equipo para comercializarlo. Enterado de nuestra situación, un primo le comenta nuestra idea a una empresaria muy conocida. Es así como esta empresaria se acerca y nos ofrece apoyo, aportandonos la plata y el asesoramiento que precisamos. A cambio nos solicita pasar a ser propietaria del 20% del proyecto y de sus futuras ganancias.

Resumiendo, la ayuda de un inversor ángel puede ser muy importante para todo emprendimiento o compañía.

¿Cuál es la diferencia entre inversores ángeles e inversores de riesgo?

La principal diferencia es que los inversores ángeles actúan en forma individual, con fondos propios y no de terceras personas. Además, en muchos casos, tienen un contacto directo con los emprendedores en esas etapas iniciales. 

Por el contrario, inversores de riesgo (o venture capital, en inglés) suelen invertir plata de terceros. Para hacerlo, primero recaudan plata, crean un fondo y luego lo administran estratégicamente.

Los inversores ángeles suelen aportar montos de plata que, generalmente, son menores a los que aportan los inversores de riesgo. 

De todas maneras, no son inversiones excluyentes, ya que inversores ángeles y capitales de riesgo pueden invertir juntos. Un ejemplo cercano en el tiempo es el de la empresa alimenticia con base vegetal de origen chileno Notco. La compañía ha cerrado, en julio de 2021, una ronda de inversión serie D que ha contado incluso con la participación de inversores ángeles de la talla de Roger Federer o Lewis Hamilton. A su vez, dicha ronda fue liderada por uno de los fondos de capital de riesgo más grandes del mundo, llamado Tiger Global.

¿Cómo encontrar un inversor ángel?

La mayoría de las veces, los inversores ángeles se acercan porque conocen al emprendedor o tienen conocidos en común. No obstante, en la actualidad han surgido y vienen creciendo las plataformas que buscan conectar a inversores ángeles con emprendedores.

¿Quién puede ser un inversor ángel?

Cualquier persona que tenga suficiente plata dispuesta a invertir en nuevas ideas o negocios podría ser un inversor ángel.

Un inversor ángel puede optar por invertir cualquier suma que un emprendedor necesite. No hay un límite ni fórmula precisa. De todas maneras, según la Angel Capital Association estadounidense, los inversores ángeles con experiencia aportan un promedio de 39.000 dólares, mientras que otros aportan un promedio de 28.000 dólares. 

Pero siempre hay que tener en claro que la cantidad de plata dependerá tanto del inversor ángel en cuestión y de la empresa o idea a financiar.

Categorías: Emprendo mi negocio