Tu navegador no soporta JavaScript!

Qué es el impuesto al cheque y cómo impacta en las criptomonedas

Acaba de anunciarse el cobro del denominado impuesto al cheque sobre las operaciones con criptomonedas. Conozcamos cómo impacta la medida.
Historial crediticio
4 mins de lectura

¿Qué es el impuesto al cheque?

El denominado “impuesto al cheque” se llama técnicamente Impuesto a los Débitos y Créditos en Cuenta

Se trata de un impuesto de 0,6% que grava a las acreditaciones y débitos que se producen en las cuentas corrientes, y que incluye también los movimientos que se realizan mediante cheques. Es decir que cada vez que se mueve plata de la cuenta corriente, el fisco aplica este impuesto. 

En cuanto a las cajas de ahorro, la aplicación del impuesto se produce exclusivamente por la gestión de cobro de cada cheque que se depositan en la misma. En este caso el tributo se aplica en forma directa al monto y por el 1,2%. Por ejemplo, si depositamos un cheque de $1.000 en nuestra caja de ahorros, el impuesto al cheque será de $12. De esta manera, se acreditarán $988 en la cuenta. 

¿Cuándo nació el impuesto al cheque?

El impuesto al cheque, nació como un impuesto temporal y de emergencia económica en el año 2001. Fue implementado mediante la Ley de Competitividad 25.413 por el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo

Se anunció como un impuesto transitorio, para paliar la mala situación fiscal que tenía el país en ese momento. Sin embargo, nunca dejó de ser transitorio y ya acumula 20 años de aplicación. De hecho se ha convertido en uno de los impuestos que más fondos le aportan al Organismo Regulador, solo superado por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a las Ganancias.

Muchos especialistas consideran al impuesto al cheque como regresivo y distorsivo. 

Se dice que un impuesto es regresivo cuando genera una carga más grande en relación a los recursos que tienen los contribuyentes de menor poder adquisitivo. Al contrario, un impuesto se dice que es progresivo cuando su carga es mayor a medida que el contribuyente tiene más ingresos. 

También, algunos analistas sostienen que es un impuesto que atenta contra el aumento de la bancarización y el uso de cuentas declaradas, por lo que aumenta la economía informal, ya que mediante pagos en efectivo en forma informal se elude el impuesto. 

Últimas modificaciones

Desde el año 2017, se puede compensar el pago del Impuesto al Cheque computándose como un pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias, según dispuso la Ley 27.432. Más abajo te contamos cómo hacerlo.

En 2021, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció la exención del pago del impuesto al cheque para los monotributistas que utilizan cuentas corrientes, Proveedores de Servicios de Pago (PSP) o las empresas dedicadas al servicio electrónico de pagos y/o cobranzas. Esta medida fue dispuesta a través de la Resolución General 5031/21 y la Circular 3/21

Recientemente, mediante el Decreto 796/21, se acaba de aplicar el impuesto al cheque a las operaciones con criptomonedas. 

Cómo pedir el pago a cuenta de Ganancias

Quienes tienen una micro o pequeña empresa, pueden compensar el 100% que se les haya cobrado. Y quienes poseen una empresa industrial mediana perteneciente al tramo 1 podrán compensar el 60% de lo que les fue cobrado por el impuesto al cheque.

Para obtener dicha compensación se debe confeccionar un Formulario que se identifica como F798 a través del Sistema Informático de la AFIP denominado SIAP o también puede realizarse en la declaración jurada que se confecciona para declarar el impuesto a las ganancias.

Para que la compensación tenga éxito, es importante tener en cuenta los siguientes puntos: 

  • Las cuentas bancarias y otras operatorias tienen que estar a nombre del beneficiario inscripto.
  • El beneficio tendrá efectos respecto del impuesto acreditado y/o debitado a partir del mes en el cual se apruebe la inscripción al registro.
  • El contribuyente no puede compensar el importe remanente con otros impuestos. Sólo se puede trasladar el 33%, hasta su agotamiento, a otros períodos fiscales.

Cómo impacta el impuesto al cheque en las criptomonedas

Recordemos que, como ya mencionamos antes, las PyMEs están exceptuadas  de la percepción  del impuesto al cheque.

En principio, el impuesto al cheque no debería tener impacto directo en el tenedor de criptomonedas. No obstante, sí afecta a las plataformas locales donde se negocian las criptomonedas (denominados exchanges) y ese costo podría ser trasladado de algún modo al tenedor  por parte de las mismas. Generalmente tales costos se incluyen en la cotización del criptoactivo, salvo que el exchange (intermediario) decida absorberlo.

El especialista tributario, Diego Fraga, lo explica en un artículo publicado por Ámbito.com, al afirmar que «la compra de criptoactivos en sí no está alcanzada por el impuesto al cheque. Lo que alcanza este impuesto son las transferencias que se efectúan desde cuentas bancarias o proveedores de servicios de pago hacia los exchanges de criptoactivos y viceversa. Es decir, los débitos y créditos en dichas cuentas».

De este modo, cada movimiento desde y hacia el exchange estaría gravado con el 0,6% del impuesto al cheque, por lo que entre el ingreso y el egreso de la plata para realizar la operación se destinaría  1,2% en concepto del impuesto al cheque.

Otra posible consecuencia es que también crecería el uso de operaciones P2P para las criptomonedas. Las operaciones P2P (peer to peer, en inglés) son negociaciones de criptomonedas entre particulares, en forma directa entre ellos. En estas operaciones no interviene ningún exchange y por lo tanto no estarían alcanzadas por el impuesto al cheque. 

Criptomonedas e impuestos

En la actualidad las criptomonedas deben afrontar el siguiente esquema impositivo cuando corresponde a personas físicas:

  • Las comisiones generadas por compra y venta de criptomonedas abonan el 21% de IVA. 
  • Las ganancias generadas por la diferencia entre compra y venta deben abonar el impuesto a las Ganancias. Si la operación se hace en el país se la toma como renta de fuente argentina, caso contrario se considera renta de fuente extranjera.
  • Las criptomonedas deben abonar bienes personales siempre que superen el mínimo no imponible junto a los restantes activos de la persona.

Es muy importante aclarar que al momento de la redacción de este artículo aún no se ha realizado la reglamentación de la norma. Es decir, la letra chica de cómo se aplicará el impuesto al cheque sobre el mercado de criptomonedas. 

Si te gustó este artículo, en nuestro blog tenemos muchísimos artículos sobre actualidad y finanzas.

 

Notas Relacionadas

¡Enterate de las novedades antes que nadie!

Suscribite a nuestro newsletter de educación financiera

Dejanos tu mail aquí