Tu navegador no soporta JavaScript!

¿Qué es un Fondo Común de Inversión o FCI?

Un Fondo Común de Inversión es una herramienta muy útil para hacer crecer nuestra plata. Te contamos todo sobre ellos a continuación.
Fondo Común de Inversión
5 mins de lectura

¿Qué es un Fondo Común de Inversión?

Un Fondo Común de Inversión (FCI) es un instrumento de inversión colectiva compuesto por diferentes activos financieros (por ejemplo, acciones, bonos, plazos fijos, etc.). A simple vista parece algo complejo, pero es todo lo contrario. 

Veámoslo con otras palabras…

Un Fondo Común de Inversión (FCI) puede ser una excelente respuesta si queremos sacarle un mayor rendimiento a nuestra plata, pero todavía no tenemos los conocimientos necesarios para invertir en la Bolsa o en mercados complejos

Hablamos de que un Fondo Común de Inversión es un instrumento de inversión colectiva, ¿pero qué significa esto? 

La inversión colectiva significa que muchas personas en forma individual colocan su plata en una misma inversión con el objetivo de que, al reunir un monto mayor de plata a invertir entre todos, obtengan como resultado una mayor ganancia. Esta ganancia luego se repartirá en forma proporcional a lo que cada uno puso inicialmente. 

Por otro lado, cada Fondo Común de Inversión es administrado por un grupo de expertos en el manejo de plata, inversiones, acciones, bonos, etc. Estos expertos buscarán alcanzar un objetivo de ganancias con nuestra plata y con la del resto de los inversores que también coloquen su plata en el mismo Fondo Común de Inversión.

Veamos un ejemplo

Imaginemos que muchas personas quieren comer torta, pero nadie sabe cocinar, ni qué instrumentos e ingredientes hay que utilizar para lograr la torta más rica. Ante esta situación, todas esas personas deciden darle plata a un gran especialista en tortas, quién se ocupará de elegir los mejores ingredientes y de esa manera podrán disfrutar de un pastel súper exquisito. 

Una vez terminada la torta, cada persona recibirá una porción proporcional a la cantidad de plata que puso. Algunos reciben un pedazo más grande y otros más chico. Lo importante es que el objetivo inicial de comer torta está logrado con gran éxito: la torta final es más rica, mucho mejor que la que podrían haber realizado cada uno por separado, y a la vez todos pudieron comer como deseaban.

Un Fondo Común de Inversión funciona de la misma manera. Las personas que quieren invertir (o en el ejemplo anterior, comer torta), pero que no tienen los conocimientos ni el tiempo necesario para hacerlo bien, pueden darle su plata a un especialista que lo haga en lugar de ellos y logre los resultados que las personas desean. 

Las personas que participan del fondo poniendo su plata se llaman cuotapartistas y la persona especialista que cocina la torta (la que gestiona el fondo) se llama Administrador de Carteras de Inversión (es parte de la sociedad gerente). Los ingredientes de la torta son los bonos, acciones, etc. y la porción de torta que reciben quienes invirtieron son las cuotas.

Al hecho de comprar una participación en la torta se le llama suscribir una cuotaparte, al tiempo que vender se denomina rescatar. 

fci

¿Cuáles son los beneficios de invertir en un Fondo Común de Inversión?

Seguridad

Los FCI cuentan con el respaldo de prestigiosas instituciones que cumplen el rol de custodios de este capital. Además, los Fondos cuentan con la regulación de la Comisión Nacional de Valores (CNV), que vela por su correcto accionar y pueden sancionar en casos de incumplimiento.

Diversificación 

Una de las cualidades más distintivas de los FCI es que permiten diversificar el riesgo con poca cantidad de plata. La diversificación implica dividir nuestras inversiones en diferentes tipos que se comportan de manera diferente. ¿Qué significa esto? En criollo, no poner todos los huevos en la misma canasta. 

Administración de expertos

Puede que no contemos con los conocimientos financieros necesarios para invertir de forma segura. También puede pasar que sí los tengamos, pero preferimos no perder tiempo analizando y dando seguimiento a los rendimientos de cada inversión. Sea cual sea el caso, el Fondo Común de Inversión nos brinda la solución: delegar las decisiones de inversión en uno o varios expertos. Ellos serán quienes decidan la conformación de la cartera de inversiones y sus posibles modificaciones posteriores, de acuerdo a cómo se comporte el mercado. 

¿Cómo elegir un Fondo Común de Inversión?

En Argentina tenemos cientos de FCI a nuestra disposición. Elegir cuál es el más adecuado para una persona dependerá de tres factores:

  1. Cuánto se desea ganar.
  2. Qué tipo de riesgos se está dispuesto a correr.
  3. Cuánto tiempo es posible mantener el dinero inmovilizado.

El abanico de fondos es tan amplio que podemos encontrar aquellos que están destinados a inversiones en infraestructura, los que apuestan a las energías renovables, los que se plantan en activos dolarizados y me cubren de una eventual devaluación, también los que me protegen de la inflación con bonos de este tipo y muchos más.

Hacé click acá para encontrar un comparador de FCI de la Cámara Argentina de Fondos Comunes de Inversión (CAFCI) qué te permitirá dividirlos por temática y conocer sus rendimientos. 

Existen varios tipos de Fondos Comunes de inversión

Fondos Abiertos

Se trata de alternativas que no cotizan en Bolsas y Mercados, pero que se pueden rescatar (vender) las cuotapartes en la Sociedad Depositaria, la Sociedad Gerente o en los Agentes Colocadores. Al ser abiertos, los inversores pueden comprar o vender sus participaciones con total libertad.  

Fondos Cerrados

En este caso el número de participaciones es limitado. Acá, la liquidez depende del libre juego de oferta y demanda, dado que –en este caso- las cuotapartes sí cotizan en Bolsas y Mercados.

Además, se los puede agrupar también de acuerdo al objetivo de inversión:

Fondos de renta variable o acciones

Cuentan con un alto potencial de rendimiento e incluyen los riesgos asociados a las inversiones en acciones. Suelen tener una visión de largo plazo y su rendimiento depende de las fluctuaciones que presentan estos activos en el mercado. 

Fondos de renta fija o bonos

Por tratarse de una canasta de activos en teoría más seguros, plantean fluctuaciones y rendimientos más moderados. Comprenden una visión de mediano y largo plazo. 

Fondos Mixtos

Como su nombre lo indica, este tipo de fondo incluye una variedad de activos como pueden ser: acciones, plazos fijos y bonos. Su rendimiento dependerá del movimiento de estos componentes, pero ofrece un nivel de diversificación interesante. 

Fondos de liquidez o ligados el mercado de dinero

Apuntan a aquellos inversores conservadores que quieren posicionar su capital en alternativas de corto plazo, ajenas a los vaivenes de los precios y que tienen una liquidez inmediata. 

Ahora bien, también existe otra forma de diferenciar los FCI que es más abarcativa y que está dada por la forma en que se lleva su gestión, un punto clave para el inversor.

Se pueden dividir en:

Gestión Activa

Se trata de esos Fondos que son gestionados por la Sociedad Gerente y los Administrados de Carteras de Inversión seleccionados para invertir con los criterios y el objetivo previamente acordado con sus participantes. Los administradores del FCI pueden realizar cambios en la composición del mismo para alcanzar el retorno que se prometió. El inversor deposita su confianza en el conocimiento y experiencia de los administradores del fondo. 

Gestión Pasiva (estos son más operados fuera de la Argentina)

En este caso, el Fondo Común de Inversión replica el rendimiento de un índice. En palabras simples un índice es un conjunto de activos que cotizan en Bolsa. Por ejemplo, el S&P Merval incluye a las acciones más relevantes y transadas del mercado local. El S&P 500 hace lo mismo con las acciones de las 500 empresas más trascendentes que cotizan sus acciones en los Estados Unidos. 

Digamos que invierto en un Fondo que replica la cotización del índice S&P Merval. Si este índice sube, mi cuotaparte o participación del fondo también lo hará y a la inversa si baja. Dicho de otra forma, al posicionarme en esta clase de Fondos estoy apostando al rendimiento de un mercado en su conjunto. En el primer caso estoy apostando al futuro del mercado local y en el segundo al estadounidense. 

¿Qué variables debo tener en cuenta al analizar Fondos Comunes de Inversión?

Así, siempre vas a ver en la descripción de los Fondos estos datos que tenés que conocer antes de invertir un solo peso:

  • Composición del FCI o cartera (en qué está invirtiendo tu dinero)
  • Rendimiento de los últimos 6 meses o el último año
  • Moneda en la que está basado el Fondo
  • Objetivo de ganancias que promete
  • Tiempo de rescate (qué tan rápido podés vender tu participación)
  • Perfil de inversor al que apunta (agresivo, moderado o conservador)
  • Patrimonio total (te dirá si es un Fondo grande o pequeño)
  • Horizonte de Inversión (plazo óptimo en el que deberías inmovilizar tu capital)

Te invitamos a seguir leyendo más notas sobre inversión en nuestro blog.

Notas Relacionadas

¡Enterate de las novedades antes que nadie!

Suscribite a nuestro newsletter de educación financiera

Dejanos tu mail aquí